LAS PEÑAS, PENDIENTES DE LOS AUTOCARES QUE SE FACILITARAN DESDE EL AYUNTAMIENTO

La Efesemanía se pone en marcha para invadir este domingo el Cerro del Espino

Todas las miradas se centran ya en el partido que este domingo (12 horas) jugará el Cartagena en el estadio del Cerro del Espino, un campo ubicado a un tiro de piedra de Majadahonda y que será el escenario en dónde se resolverá quien asciende a la Liga 1,2, 3, la Segunda División de toda la vida. La Federación de Peñas está muy pendiente de los movimientos que se están haciendo desde el Ayuntamiento cartagenero para lograr patrocinadores que paguen el desplazamiento de los distintos autobuses que viajarán hasta Madrid, probablemente el mismo domingo y desde primeras horas de la mañana. La llamada Efesemanía estará en masa en el campo majariego. El número exacto es lo que falta por saber

Viajar hasta Madrid y estar presente en el Cerro del Espino. Nadie se quiere perder esta cita con la historia en la que el Cartagena pretende acabar en la Liga 1,2,3. Es un eufemismo, claro, pero viene a dar una idea del tremendo interés que ha suscitado este choque en la localidad madrileña que, con toda seguridad, va a verse invadida por centenares de seguidores cartageneristas, cuyo número dependerá en una buena parte de las entradas que vaya a conceder el Rayo Majadahonda.

El escaso aforo del Cerro del Espino, con apenas 3.300 localidades, va condicionar, y mucho, el reparto de localidades aunque muchos seguidores del Cartagena ya se han movilizado, lo están haciendo, para que amigos o familiares que vivan por la capital de España o alrededores se acerquen hasta Majadahonda cuando se ponga a la venta las entradas y consigan lo que les interese.

El Cartagena solicitó la pasada semana 2.000 localidades pero todavía está por ver lo que se decide desde la directiva majariega. Todo estará en función de la respuesta de sus seguidores, que en Cartagena no pasaron del centenar pero que en su feudo es evidente que van a multiplicarse. El Rayo va a cederle al Cartagena una banda lateral, que pueden ser unas 800 localidades aproximadamente pero el club blanquinegro va a negociar, o lo estará haciendo ya, que le faciliten también al menos la mitad de uno de los fondos.

La petición de entradas podría ser tal que el Cerro del Espino casi podría llenarse exclusivamente con seguidores cartageneristas. Pero eso no va a producirse, es evidente porque, entre otras cosas, el Rayo también quiere ascender y por Majadahonda, lógicamente, ya están promoviendo el choque como el acontecimiento del año para incentivar a su gente. Un gol les separa del ascenso, dicen. Claro que el Cartagena partirá con ventaja ya que les valdría cualquier empate que se produzca, incluso alguna derrota como por ejemplo un 3-2. Lo quesí parece seguro es que el sufrimiento será el denominador común para ambas aficiones.

UN EQUIPO MUY FIRME EN CASA ANTE LA EFICACIA VISITANTE

El Rayo no pierde en su campo desde el pasado mes de septiembre donde, curiosamente, perdía sus dos únicos partidos en campo propio de forma consecutiva y ante dos equipos gallegos, el Coruxo yel Fabril, lo hicieron de forma consecutiva. El Guijuelo, en el mes de febrero, fue el último equipo en pintuiar en su recinto, donde ha logrado sumar 16 victorias en los 19 partidos de Liga.

Claro que en el otro lado los blanquinegros han sacado fuera de casa la friolera de 32 puntos, siendo el mejor equipo visitante de toda la Segunda B junto al Murcia. Los blanquinegros solo han dejado de marcar a domicilio en cuatro partidos, Marbella, Badajoz, Villanueva y La Línea y este dato es para tenerlo en cuenta.

113

Michel Zabaco recibe el abrazo de un aficionado. La Efesemanía está en marcha. Foto RAÚL VELASCO