EL FC CARTAGENA MANTIENE SU POSTURA DE NO DEJAR SALIR GRATIS A NINGUNO DE LOS TRES

Un 'Triángulo de las Bermudas' formado por Moi, Hugo, y Chavero

Forman hoy el ‘Triángulo de las Bermudas’ que lleva de cabeza a Belmonte y Breis. Entre Hugo Rodríguez, Moisés García y Alejandro Chavero han jugado 9.925 minutos para el Cartagena de la pasada campaña. 

Moy, Chavero y Hugo Rodríguez, en la salida a San Fernando la pasada Liga.
Moy, Chavero y Hugo Rodríguez, en la salida a San Fernando la pasada Liga.  

  Y los tres quieren salir en el flujo migratorio hacia horizontes mejores en lo económico. Sudaron la camiseta, disfrutaron, sufrieron y se comieron el marrón de no ascender después de dos oportunidades plagadas de infortunio global, no achacable al trío sino a las veleidades de este juego

Son tres futbolistas hechos y derechos que siguen todavía en la plantilla del actual proyecto, que no puede ser otro que el de reanudar la lucha por la clasificación. Luego el tiempo dirá si se va a campeón de grupo o solo a arañar una plaza de playoff y a ver qué pasa desde mediados de mayo de 2019. Hugo, Moi y Chavero navegan, lo escribo por lo del misterioso Triángulo de las Bermudas, y pueden salir airosos ante el peligro de verse desaparecidos, tragados por el océano. Parece como un a modo de pulso con el FC Cartagena y su filosofía de actuar en las negociaciones cuando hay dinero por medio. Que no se nos vaya de la cabeza que el FCC es una empresa y que para que viva tiene que ser rentable y lo está siendo.

Cada parte va a lo suyo y es lo más normal del mundo. El triunvirato que se puede marchar busca defender intereses y los responsables albinegros romperían unos moldes al no ceder ante comprensibles reivindicaciones que chocan con esa filosofía aplicada de entrada por ByB. ¿Cederán éstos en alguno de estos tres casos, en dos de ellos o en uno solo? Cada futbolista es un mundo y un caso diferente. Creo que no van a ceder. Sospecho que no.

La situación de Alejandro Chavero no tiene que ver con la de sus compañeros por tener derivaciones personales. Al catalán lo quiere el Hércules. Los casos de Moi y Hugo están cortados por el mismo patrón del progreso profesional y la decepción de ambos porque el Cartagena habría estado dándoles largas para meiorar "de manera insuficiente" sus contratos.

IMG_0345

CLÁUSULAS EN SEGUNDA B, IGUAL A PAPEL MOJADO

La estrategia imperante, por lo que jugadores y representantes suelen salirse con la suya es que “un futbolista no rinde si no está a gusto en su club”. Por esta rendija se han escapado centenares de jugadores rumbo a otros clubes que pagaban (o prometían) el oro y el moro, y en Segunda B rara vez se han pagado compensaciones económicas. Las cláusulas de rescisión suelen ser papel mojado en estas categorías que la renovada Federación sigue ignorando .

Pero llega el Cartagena de hoy y proclama su decisión de no ceder en la concesión de bajas, si no hay euros por medio para compensar el desajuste y echar ese dinero a la caldera del presupuesto anual, nunca inferior al anterior. La resolución cartagenerista es legítima, tanto como la de los jugadores que quieren progresar, pero es mucho más popular la actitud del FC Cartagena en este caso porque marca la defensa de unos criterios coherentes y rompe moldes que otros no han querido o no han podido emplear. Y se verá si ByB son inflexibles. En los dos supuestos serían criticados. En este estado de cosas se puede llegar a situaciones extremas. Generalmente nadie gana. Los futbolistas pueden perder un tiempo precioso, si no se cuenta con ellos, y el club no se beneficia por no utilizarlos. Choque de trenes conducidos por maquinistas cabezones.

EL DEL ALBACETE CON AKETXE, UN CASO DIFERENTE

Mas la paradoja del caso acaba de surgir en el Albacete Balompié en la situación de Aketxe, que los técnicos blancos no querían en su plantilla. El Cartagena sin moverse ha resultado ganador con una estrategia de esperar y esperar. No quería pagar traspaso a los albacetistas por el goleador vasco, y no lo ha pagado. En este caso los albinegros han sido listos, consiguiendo que el ‘Alba’ no haya aplicado la filosofía de ByB. Les ha costado un dinero pero asíhan dispuesto de una plaza libre

Partiendo de la base de que Hugo-Moi-Chavero no son imprescindibles, aun reconociendo los servicios prestados al Cartagena en una escala que yo situaría en 6, 8 y 7 respectivamente en rendimiento, la posible nueva situación habilita a los rectores blanquinegros para ser drásticos y no ceder. Vamos, que yo en el caso de los tres jugadores y de su director espiritual, el señor Cascallana, me lo pensaría bien.