martes. 27.09.2022
EL DELANTERO ABANDONÓ EL CARTAGENA PORQUE BELMONTE ANTEPUSO PROBLEMAS PERSONALES Y AHORA QUIERE DEVOLVERLE EL ‘FAVOR’

Elady, Belmonte y las cañas que nunca se tomaron

Elady Zorrilla y el Cartagena de Belmonte vuelven a cruzarse en el camino. El delantero del Tenerife tiene algunas cuentas pendientes con el dueño del club blanquinegro, quien no quiso renovar al jiennense y prefirió dejarle marchar por cuestiones personales que hubo entre ambos y que fueron la verdadera causa de s umala relación. Tanto fue así que el presidente cartagenerista no tuvo problema alguno en manifestar públicamente que nunca se iría de cañas con el jugador. A finales de la temporada 20/21 Elady quedó libre y el Tenerife, a través de su director deportivo, el cartagenero Juan Carlos Cordero, lo fichó.

El jiennense Elady Zorrilla fue, con diferencia, la mejor ‘pesca’ que el Cartagena hizo en Murcia en las últimas décadas. En este caso fue Breis quien recuperó al delantero andaluz cuando tuvo noticias de que Elady no estaba a gusto en el KS Cracovia polaco al que se fue procedente del Murcia, club en el que el futbolista solo estuvo un mes.

Cuando Breis tuvo todos los detalles de cómo se encontraba el delantero en Polonia se lo planteó a Belmonte y la operación fue un relámpago; se cerró en un visto y no visto. Esa temporada, Elady triunfó plenamente con 21 goles convirtiéndose en el ídolo de la afición blanquinegra. Firmó por dos temporadas y la B&B no tardó en ponerle una cláusula de 500.000 euros.

Con el reclamo de sus 21 goles en la primera temporada como blanquinegro el verano de 2019 fue movido. El Burgos intentó llevarse al futbolista, pero su oferta no pasó de 350.000 euros con lo que el Cartagena, tras una comida que se llevó a cabo en Cabo de Palos con los representantes burgaleses, emitió una nota dando por concluida las conversaciones. Elady se quedó y acabó ascendiendo con el Efesé en Málaga, precisamente el lugar y el momento donde comenzó su cisma personal con Belmonte, algo de lo que ni uno ni otro se han perdonado.

Aquel verano del 2020 con el Efesé ya ascendido a la Liga Smartbank y con Elady y Belmonte enfrentados, el jiennense acabó renovando casi en el último minuto, pero el dirigente ya había dejado clara su postura con respecto al futbolista. Elady pasó en dos días de estar fuera del club a convertirse en la mejor opción atacante con el beneplácito de Borja Jiménez.

Después, la temporada del debut de Elady en el fútbol profesional no fue la esperada, pero el jiennense hizo sus goles y fue parte importante de aquel engranaje; aunque su sentencia estaba dictada. Su salida del FC Cartagena era cuestión de tiempo.

Al acabar la temporada, el 30 de junio, Elady se despedía de la afición a través de las redes sociales en donde agradecía a todas las personas del club, incluido a Breis. Pero a Belmonte no lo citó en ningún momento y eso fue por algo. Un problema personal que, probablemente, el dueño del club blanquinegro nunca va a explicar.

En su vuelta a Cartagena para jugar en la Liga, el Tenerife empató (1-1) y Elady, que ya había anunciado su intención de no celebrar gol alguno en el caso de haber marcado, y pese a tener una floja actuación salió aplaudido del Cartagonova. Hoy lleva 11 tantos marcados y es el máximo goleador del equipo tinerfeño.

Elady, Belmonte y las cañas que nunca se tomaron
Comentarios