CON MIRIAM SAAVEDRA, UNA EX NOVIA DEL PRESENTADOR CARLOS LOZANO

Emre Colak, en la ‘prensa rosa’ por la compañía que paseó por Ibiza

El turco Emre Colak, que ha negociando su fichaje con el Cartagena, fue objetivo el pasado mes de agosto de la llamada ‘prensa rosa’ al ser el acompañante de una conocida en el mundillo del corazón, la ex del presentador Carlos Lozano. La noticia se publicó en ‘Mujer Hoy’ y no deja al turco en muy buen lugar

emre-colak-relacion-miriam-saavedra-kkGF-U1101080521490PrG-644x483@MujerHoy
Emre Kolac, de vacaciones este verano
La noticia tiene fecha de 17 de agosto y la firma Anita Guerra. En ella se habla de “unas fotos de Miriam Saavedra, sacadas por 'Socialité', que dejan ver que esta se lo estaba pasando muy, pero que muy, bien este verano”. Y ahí es cuando irrumpe el nombre de Colak. “Te presentamos a Emre Çolak, el futbolista junto al que aparecía en un barco la princesa inca. ¿Qué hay entre ellos?” se preguntaba entonces la periodist “Él, el hombre al lado que se podía ver de la princesa inca era un futbolista de la liga española. De la Segunda División, Concretamente el turco del Deportivo de A Coruña Emre Çolak. Un deportista que, a sus 29 años, y tanto en la etapa anterior que recaló en el equipo gallego (2016-2018) como en este (llegó el pasado mes de enero), ha dejado destellos de calidad, pero también polémicas” suelta en uno de sus primeros párrafos.

“Díscolo y en ocasiones indisciplinado (su última salida de tono, con el equipo jugándose la permanencia en la categoría de plata”, sigue escribiendo  “fue no presentarse a un entrenamiento; tampoco estuvo presente en ese Deportivo-Fuenlabrada, jugado casi 20 días después de la fecha inicial fijada por un brote de coronavirus en el conjunto madrileño, alegándose desde el club un problema con su documentación federativa), ha dejado tantos capítulos de sabor amargo como destellos de su calidad sobre el césped de Riazor”

emre-colak-relacion-miriam-saavedra-kkGF-U1101080521490PrG-644x483@MujerHoy

Emre Kolac este verano en una de las playas ibicencas

También se refiere a los negocios que tiene el futbolista Emre Colak en A Coruña “Pero del turco hay más que decir que lo obvio: que su 'modus vivendi' principal es el balompié. Emre tenía más motivos que la cuantía que se le ofreció por vestir de nuevo la blanquiazul media temporada. Durante su primera estancia en la capital gallega, abrió varios negocios que, ahora, ha aprovechado para atender. El principal, un restaurante italiano, La Nonna, al que suele hacer publicidad en sus redes sociales (las mismas de las que, en un ataque que no sabríamos calificar, borró todas sus fotos con la camiseta del Dépor tras aquella incomparecencia mencionada en un entrenamiento)”

La polémica no abandona a este futbolista turco, cuya calidad como jugador es indiscutible y está fuera de toda duda

Al parecer, y según se habla en Coruña, también cuenta con varios kebabs. Aunque en la mayoría de ellos no figura como propietario. Sí se sabe a ciencia cierta que es el responsable de un establecimiento de este tipo de comida dando datos y señas de la calle. Y hasta el nombre, Las Pepas. Y es habitual verle disfrutar del ocio coruñés más allá de esos locales con los que ha tejido un pequeño entramado empresarial para el día que el fútbol de sus botas (que no es poco) se seque.

Lo que no es cierto de todo lo que se ha escuchado y leído estos días es que esté casado ni que tenga hijos. Y lo que sí lo es, es que es habitual verle acompañado de su fiel vasallo y escudero, un amigo que le echa una mano en todos sus planes laborales: Batu. De hecho, su figura se había convertido en casi más reconocible y famosa en la ciudad herculina que la del propio futbolista.

Si algo le faltaba a Çolak para coronar el pastel de la temporada marciana que ha protagonizado el Deportivo tras el Fuenlagate, era ser carne de titular de la prensa rosa. Otro gol fuera de los terrenos de juego, de los que no gustan a ningún aficionado. Ahora, solo cabe esperar que decide tanto el futbolista turco como el propio Cartagena. Futbolísticamente, su calidad es indiscutible. Lo demás pertenece al ‘mundo rosa’ en el que parece haber entrado Colak.