MUCHAS HISTORIAS ENTRE AMBOS CLUBES

El estadio Cartagonova se construyó con los planos del Miniestadi y goleadas para ambos bandos

Sabidas son las similitudes que existen entre los dos estadios en los que juegan el Barça B y el Cartagena. Son tantas que puede decirse que son primos o casi hermanos ya que el arquitecto que diseñó los planos fue el mismo para ambas construcciones. Ya va para 30 años

 

529fa95e56aa9
El Cartagonova y el MiniEstadi casi iguales

El Barça jugará este domingo en el estadio municipal de Cartagonova, un estadio con claras raíces azulgranas. De hecho, la estructura exterior e interior del campo del FC Cartagena está basada en la del MiniEstadi, ya que se utilizaron los mismos planos.

El 23 de noviembre de 1982 se inauguró el Miniestadi del Barça, al lado del Camp Nou, diseñado por el arquitecto Josep Casals. Estaba destinado a los partidos de los equipos filiales y tenía una capacidad para 15.276 espectadores.

Cuatro años después, el Cartagena quería sustituir su antiguo campo, de El Almarjal, construido en 1925, que ya estaba decrépito tras su paso de cinco intensas campañas en Segunda A.

En su momento la directiva que presidía el Efesé, con el gallego Andrés Martinez a la cabeza, pidieron al Barça una copia del proyecto y los planos del Miniestadi, ya que consideraban que por sus características éste era el modelo ideal para su futuro nuevo estadio. El conjunto azulgrana accedió y solo dos años después el Municipal de Cartagonova fue una realidad.

Como muchos todavía recuerdan en Cartagena se estrenó un 7 de febrero de 1988 con el Cartagena 0 – Burgos 0 de Segunda División A. Casualmente, en la siguiente jornada el conjunto blanquinegro volvía a jugar en casa, pero esta vez el rival era el entonces Barça Atlètic. Se volvió a repetir el empate sin goles y el filial del Barça nose pudo convertir en el primer equipo en marcar en el nuevo estadio.

Después han sido numerosas las visitas de los azulgranas con resultados para todos los gustos, desde un 5-1 encajado cuando Luis Enrique dirigía a los filiales a un 0-4 en septiembre de 2011 en la temporada del descenso y que supondría la dimisión del entonces director deportivo cartagenerista Ángel Quirantes nada más acabar aquel encuentro. Paco Gómez, entonces dueño del club, se la aceptó al instante.