FUE LA SORPRESA DE MONTEAGUDO

El ex bético Aitor Ruibal debutó y salió aplaudido por 69 minutos brillantes y sin descanso

Aitor en su debut como albinegro/RAÚL VELASCO-SCT
Aitor en su debut como albinegro/RAÚL VELASCO-SCT

El as que Monteagudo tenía guardado en su manga era el ex bético Aitor Ruibal. Jugó 69 minutos a pleno rendimiento estuvo incisivo e incansable. La afición le premió con una gran ovación

Sin duda fue la sorpresa que Monteagudo se llevaba bien callado. Ruibal por Aketxe. A unos le gusto la decisión pero otros se lo recriminaban al preparador albinegro, que jugó con fuego al dejar al ‘pichichi’ Aketxe durante esos mismos 69 minutos en el banquillo.

El único lunar del ex bético, si se puede considerar así, fue el agarrón que tuvo que verse obligado a cometer para que Coto, quien ya se colaba por el interior, no avanzase más con el balón. Esa falta fue, precisamente, la que daba origen al gol madrileño obra de Coto y con la colaboración del meta Pau Torres, quien no estuvo acertado al despejar en esa acción aunque luego tendría dos intervenciones magníficas, que evitaron dos goles seguros.