PADECÍA UN CÁNCER DESDE HACÍA 6 AÑOS

Fallece en Vitoria a los 73 años otro ‘grande’ del Cartagena: Antón Azurmendi

Las malas noticias con jugadores legendarios del Cartagena se suceden. Este lunes fallecía en Vitoria el que fuera defensa del Efesé entre 1975 y 1978 Antón Azurmendi. Cutro temporadas en total. Padecía un cáncer desde hacía seis años. Este miércoles será incinerado

Azurmendi, en el centro, junto a sus grandes amigos Ricardo Ciudad y Perico Arango/Foto: SCT
Azurmendi, en el centro, junto a sus grandes amigos Ricardo Ciudad y Perico Arango/Foto: SCT  

Azurmendi jugó cuatro temporadas pletóricas en aquel Cartagena que militaba aquel año de 1974 en la Territorial Preferente de entonces, casi con el potencial de la Segunda B actual. El defensa vasco nació en Durango (Vizcaya) un 18 de noviembre, por lo que acababa de cumplir 73 años.

Llegó al Cartagena procedente del Yeclano pero antes había jugado en el Langreo, Real Oviedo, Burgos y Alavés. Después del Cartagena se quedó a vivir varios años más y lo aprovecharía para acabar jugando en el Bala Azul, Minera, Torre Pacheco y Roldán.

Antón Azurmendi Larrañaga jugó en el Cartagena FC desde la temporada 1975-1976 hasta 1977-1978, en la temporada 1974-1975 fue la temporada del descenso a regional y no estaba Azurmendi. Ascendió con el Cartagena a 3ª en la 76-77 y fue campeón de espańa de Aficionados en la 77-78,

2018062422512279600

Azurmendi en el último partido que vio del Cartagena, contra el Rayo Majadahonda. Le acompañaban esa tarde Manolín y Zalazar, padre de Kuki Zalazar/Foto: SCT

El futbolista vasco, optimista por naturaleza, también era de los que siempre sonreía por muy malas que fuesen sus circunstancias. Le detectaron un cáncer en 2012 y tras varias operaciones quirúrgicas, había logrado conllevar su enfermedad con resignación y mirando siempre al futuro con optimismo y la esperanza de una curación.

Fue el vasco un defensa de unas cualidades portentosas, de amplia zancada y un extraordinario disparo a puerta con el que consiguió algunos goles antológicos que se encuentra en la memoria colectiva del desaparecido campo de El Almarjal. Azurmendi, al retirarse del fútbol, entró a trabajar en la empresa de Fuente Álamo de Relesa Galvame y al final fue trasladado a Vitoria, encargándose de toda la zona norte de España por encargo personal del dueño, el recordado Ginés Pagán.

Cuando esta empresa patrocinaba al equipo juvenil del CD Dolorense en división de Honor era habitual ver al bueno de Antón Azurmendi en alguno de los hoteles que visitaban los chicos dirigidos entonces por José Manuel Muñiz. De Madrid hacia arriba toda esa era zona suya para que no faltase de nada a los chicos del juvenil dolorense.

Azurmendi deja un montón de amigos en Cartagena como los hermanos Egea, Pani, Perico Arango, Ricardo Ciudad –con el que más contacto mantenía- Alfonso Melenchón y otros muchos que hoy, como ayer ocurría con el ‘Jabato’ Sagarduy, lamentan su irreparable pérdida.

IMG-20181203-WA0018

Azurmendi (izda) acompañado de Ricardo Ciudad en la cantina del Estadio Cartagonova/Foto: SCT