viernes. 21.06.2024

 Nadie duda que el Cartagena tendrá finalmente un equipo competitivo para intentar de nuevo jugar el playoff en mayo de 2018 e ilusionar a los más exigentes, pero sus pasos en materia de contrataciones para alcanzar el objetivo no pisan tierra firme, si nos atenemos a la serie de trabas y problemas no resueltos que han hecho que asalten las dudas. También  entra dentro de lo posible que los fichadores estén  en horas bajas, sin reaccionar a un pésimo mercado de invierno, o superados por la sagacidad de los rivales en la acera opuesta. 

Ese problema será de ausencia de suerte, de errores en los planteamientos de los encargados de llevar las gestiones de los fichajes, será por culpa de la informalidad de alguno de los representantes de los futbolistas o de los propios jugadores, que se ríen de los peces de colores cuando, como en el caso de Biel Ribas, le habrían tomado la cabellera a Paco Belmonte por culpa de un regate en corto del implacable Deseado Flores, hoy ganador por puntos. Lo que suceda mañana no lo sabemos.

Se está dibujando este verano un escenario insólito y a la vez triste y hasta divertido para los morbosos, en los forcejeos y seudo zancadillas en materia de fichajes entre los dos clubes vecinos. Salta a la vista. Nosotros abogamos por la normalización, pero se ve difícil que el sentido común pueda imperar cuando hay terquedad y guerras personales.

.El Cartagena está atrincherado en la guerra del mercado de verano y desde el principio tiene abiertos bastantes frentes. Acertó en las renovaciones en cadena antes del nefasto pre derbi del 19 de marzo, que se centraron en los hombres de la defensa y después hubo desencuentros con Gonzalo Verdú, se hizo polémica y más costoso que siguiese Cristo Martín, y del tema Quique Rivero puede esperarse cualquier cosa. La guinda ha sido la del  portero Biel Ribas, del que contaré algo chocante: un partido en el que como visitante en el estadio Cartagonova en Segunda encajó tres goles, lo acabó venciendo su equipo el Salamanca, por 3-4. Despotovic hizo en el minuto 88 el cuarto tanto de los charros. / G. J.

Fichadores en horas bajas
El usuario es responsable de sus comentarios. Se compromete a que no difamen, insulten, contengan información falsa, abusiva, pornográfica, amenazadora, que dañe la imagen de terceras personas o que infrinja alguna ley.
Sportcartagena se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados.
Comentarios