Fútbol entre 1001 problemas

CARLOS SÁNCHEZ (@charlidsg) LA SITUACIÓN Capítulo 857 de la nefasta temporada 2014/15. Uno más. Los jugadores desfilan por los pasillos interiores del estadio municipal Cartagonova camino de la sala de prensa tras acabar el entrenamiento. Junto a ellos, el cuerpo técnico al completo. Una vez allí, denuncian la situación de impagos y...
CARLOS SÁNCHEZ (@charlidsg)

LA SITUACIÓN
Capítulo 857 de la nefasta temporada 2014/15. Uno más. Los jugadores desfilan por los pasillos interiores del estadio municipal Cartagonova camino de la sala de prensa tras acabar el entrenamiento. Junto a ellos, el cuerpo técnico al completo. Una vez allí, denuncian la situación de impagos y las extremas condiciones de entrenamiento y de vida a las que se ven sometidos por esa falta de liquidez. La brecha entre los futbolistas y los dirigentes es cada vez más amplia. Y eso va traspasando y minando la moral de todo el mundo.

Pero el espectáculo debe continuar. La liga no para cada vez que haya un problema institucional en el Cartagena, dándole tiempo para solucionarlo. De haber sido así, iríamos todavía por la jornada 5, como mucho. Es obvio que la situación institucional ha afectado de manera directa e indirecta al rendimiento deportivo de unos jugadores llamados al play off pero arrastrados a la zona de descenso. Afrontar partidos en este maremágnum ha salido unas pocas veces bien y la mayoría mal. Vivir en el alambre no le ha sentado generalmente bien a los albinegros. Y ojo, porque cada partido es una nueva oportunidad, que se puede aprovechar o no. Convulsión tras convulsión.

CÓMO LLEGA EL CARTAGENA
Hablando de cuestiones estrictamente deportivas, las perspectivas tampoco son muy halagüeñas, desde luego. Las bajas siguen azotando a una plantilla corta, y lo hacen en una de las líneas clave y más castigadas históricamente: la defensa. Las sanciones a Robusté y Sergio, junto con las marchas de Neira y Abenza – cada una por diferentes motivos – y las lesiones de un renqueante Tarantino hacen que Palomeque tenga que hacer equilibrismo para conseguir cuatro hombres en forma que puedan jugar ahí. Afortunadamente, parece que Tarantino llega a tono para no tener que parchear demasiado la zaga.

Así con todo, el once inicial tampoco es que sea malo, ni mucho menos. A las bajas antes mencionadas se le une la de Chus Hevia, el mejor futbolista del Cartagena esta temporada sin duda alguna. En la portería estará Limones, flanqueado en defensa por Segura, Ceballos, Tarantino y Germán. En el centro del campo, tres hombres llevarán la manija del equipo. Los Arcas, Prosi y Luque serán los encargados de crear juego y servir balones a los delanteros. Ante la ausencia del asturiano Hevia, turno para el guerrero de la máscara Seba Ribas. A un lado estará Gato, y en el otro radica la única duda del equipo inicial: Migue García o Carlos Martínez.

EL RIVAL
El Almería B es, con casi total probabilidad, el mejor filial de la categoría, y uno de los equipos más peligrosos. Su actual tercera posición dice mucho de lo que Miguel Rivera, técnico ex-cartagenerista, ha sido capaz de conseguir con un material muy joven, pero sobradamente preparado. De hecho, el equipo B de los rojiblancos sería tercero en una hipotética liga de filiales, solo por detrás de los transatlánticos Barça B y Castilla. Casi nada. En su último encuentro fueron los primeros en ganarle al Lucena en su feudo, por 0-1. Mucho ojo al trío de delanteros que forman Dani Romera (que lleva 13 goles), Antonio Puertas (con 6) y el viejo conocido Hicham Khaloua (5 tantos).
 

Alineaciones probables