domingo. 25.09.2022

El ’Glorioso’ cartel de este lunes

En el Cartagena ya han elaborado el consiguiente cartel con la cara de Sívori, jugador del Cartagena que Paco Gómez lo trajo como referencia y que pasó cinco temporadas como futbolista hasta llegar al rango de capitán.

El Cartagena-Alavés del próximo lunes será un duelo especial para Arturo Igoroin,  conocido como Sívori. El vitoriano y canterano albiazul es desde hace un tiempo miembro de la dirección deportiva del cuadro cartagenero y se le puede considerar el tíico ‘chico para todo’. Igual actúa de chófer para ir a algún viaje acompañando a Belmonte, a Breis o a los dos, o que tiene que ir a Correos a recoger un paquete certificado, pongamos por caso.

Por ese trabajo incluyendo también el de la faceta técnica, su estrecha relación con los jugadores, con el filial, con el técnico Carrión y por su vinculación con ambos clubes, el albinegro y el alavesista, en el Efesñe le ha dedicado a él el cartel anunciador del partido entre ambos equipos.

Pero en Vitoria, su ciudad natal, no se olvidan de este vasco que vendió en Cartagena su alma al diablo. “Un albinegro glorioso”, dice el póster, con imágenes del vitoriano luciendo las dos camisetas y así se lo reconocen en la prensa vasca.

FdHuvtmXkAENiQE

Vitoriano y formado en el Alavés, saltó al primer equipo en la temporada 1996-1997 y permaneció dos cursos más en él antes de fichar por el Athletic. Años después jugaría en el Cartagena, de 2003 a 2008. Sus últimos años de carrera también fueron en la Región de Murcia.

Regresó al club albinegro en 2019 y desde entonces ha ocupado diversos roles, tanto técnicos como en los despachos. El cartel se cierra con el hashtag #UnHomenajeEfuSIVO, en alusión a un juego de palabras con su nombres.  No es el único cartagenero con pasado albiazul. Su técnico, Luis Carrión, fue jugador del primer equipo en la temporada 2009-2010.

UN GOL HISTÓRICO LA TARDE DEL REGRESO ALAVESISTA A PRIMERA

El vitoriano fue uno de los protagonistas de un día histórico, el 3 de mayo de 1998. Esa jornada, el Alavés logró regresar a Primera cuarenta años después tras derrotar al Rayo. La foto para la historia es la de Manolo Serrano, que marcó un doblete, aunque el tercer tanto, que cerró el marcador, fue obra del entonces prometedor delantero vitoriano Sívori.

El ’Glorioso’ cartel de este lunes
Comentarios