EL CARTAGENA PODRÍA TENER UN BUEN NÚMERO DE ENTRADAS DISPONIBLES

El Gobierno andaluz permitirá que al playoff de ascenso a la Liga SmarkBank acudan hasta 1500 espectadores

Noticia de alcance con trascendencia porque el Consejo de Gobierno de a Junta de Andalucía ha aprobado el pasado viernes la Orden de la Consejería de Salud y Familias por la que se adoptan medidas preventivas de salud pública para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus, orden que será de aplicación una vez superado el estado de alarma decretado por el Gobierno central, que ocurrirá este domingo 21.

La Rosaleda y el resto de campos designados para este playoff de ascenso van a albergar público, según acaba de autorizar la Junta de Andalucía
La Rosaleda y el resto de campos designados para este playoff de ascenso van a albergar público, según acaba de autorizar la Junta de Andalucía  

En esta orden, según informa el digital IuSport, se establecen las condiciones sanitarias en las que ha de desarrollarse la actividad social y económica a partir del final del estado de alarma y en tanto lo aconsejen las autoridades de Salud Pública. En este caso el partido o partidos que el Cartagena tenga que disputar podría contar con seguidores cartageneristas del mismo modo que el rival que le toque enfrente. A priori parece una temeridad aunque habrá que esperar acontecimientos.

En los eventos deportivos al aire libre, la Junta ha acordado un aforo máximo del 65%, con un límite de 1.500 personas. En espacios cerrados, el aforo será del 65% como máximo, con un límite 800 personas.

La orden además establece que podrá autorizarse la superación de estos máximos de aforo en el caso de eventos deportivos de especial interés para Andalucía por su impacto deportivo, económico y social.

En consecuencia, los partidos del playoff a Segunda y Segunda B que tendrán lugar en Málaga, Marbella y Algeciras podrán ser presenciados en directos por un máximo de 1.500 personas. No será Andalucía la única Comunidad Autónoma que permita esta posibilidad porque otras, como Extremadura y Baleares, también han anunciado ya oficialmente que también van a permitir la entrada de público en una línea parecida a la de Andalucía.

A su vez, los otros playoff para ascender a Segunda B podrían ser autorizados por las respectivas CCAA, las cuales están adoptando acuerdos similares al aprobado por la Junta de Andalucía.El CSD se había pronunciado el pasado viernes acerca de la asistencia de público a los partidos de los playoff organizados por la RFEF.. Dice el informe del CSD, que ha terminado por 'lavarse las manos' en este asunto y en relación con la nueva Disposición Adicional 4ª del Reglamento General de la RFEF lo siguiente:

"En relación con el apartado 1.b) que dispone que “todos los encuentros deberán disputarse sin público” procede señalar que, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 15 del Real Decreto-Ley 21/2020, de 9 de junio, dicha competencia corresponde en el marco del deporte no profesional “a las administraciones competentes”. Por tanto, se sugiere modificar la redacción de dicho apartado según lo indicado ya que no depende de la RFEF que los encuentros de disputen a puerta cerrada".

1495159561_200698_1495159665_noticia_normal

La Rosaleda y el resto de campos designados para este playoff de ascenso van a albergar público, según acaba de autorizar la Junta de Andalucía

Como ya hemos explicado, continúa la misma información, las administraciones competentes en esta materia, salvo en las competiciones profesionales (aunque en esto tenemos nuestras reservas) son las comunidades autónomas, según estableció el último Real Decreto de prórroga del estado de alarma.

Por consiguiente, la fase de ascenso de Segunda B a Segunda, que se celebra en tres ciudades andaluzas (Málaga, Marbella y Algeciras), podría celebrarse con público de acuerdo con lo que al efecto establece la Junta de Andalucía.

BUENA NOTICIA O...?

¿Estamos ante una buena noticia? Para los aficionados y peñistas sobre todo que tienen pensado acudir, si era posible, sin duda que lo será pero es evidente que hay que tener un respeto y ser muy prudentes con esta posibilidad que podría conducir a riesgos innecesarios con la pandemia que, hay que recordar una vez más, sigue estando presente.