domingo. 04.12.2022
EL PERIÓDICO GADITANO RESALTA EL TRIUNFO AMARILLO

Una goleada para creer, titula el Diario de Cádiz

El Cádiz ofreció su mejor cara y somete en Carranza al hasta hoy invicto Cartagena con goles de Albentosa, Belencoso y Pablo Sánchez. Los visitantes acusaron la expulsión del meta Juanma en el 36 de la primera parte Por encima incluso de los puntos, el Carranza necesitaba un guiño. La afición...
El Cádiz ofreció su mejor cara y somete en Carranza al hasta hoy invicto Cartagena con goles de Albentosa, Belencoso y Pablo Sánchez. Los visitantes acusaron la expulsión del meta Juanma en el 36 de la primera parte

Por encima incluso de los puntos, el Carranza necesitaba un guiño. La afición del Cádiz venía pidiendo a gritos argumentos para creer y no había un momento mejor para dárselos que ante el hasta hoy líder invicto, el Cartagena. El conjunto de Monteagudo dio por fin un golpe sobre la mesa y presentó sus credenciales superando a los cartageneros con buen juego, contra diez y contra once. Albentosa, Belencoso y Pablo Sánchez firmaron los tantos en una goleada que puede y debe ser un punto de inflexión para los amarillos esta temporada.

El Cartagena llegó a Carranza sin miedo, con la idea de hacer valer su condición de coco del grupo ante un conjunto amarillo asediado por las dudas generadas en las últimas jornadas. En el minuto 7, Perona estuvo a punto de materializar los miedos de los cadistas pero Aulestia salvó un mano a mano providencial y a partir de ahí todo se tornó de color amarillo.

Indiano, en su mejor partido de la temporada, tomó el mando y dirigió a los suyos con maestría, pasando y rematando. El Cádiz dominaba y generaba peligro. Así, en el 26 llegó el gol que hacía justicia en el marcador, por medio de Albentosa. El central aprovechó el rechace de Juanma a remate de Garrido para poner el 1-0.

Lejos de relajarse con el gol, el conjunto de Monteagudo mantuvo el ritmo y en el 32 Belencoso tuvo la sentencia tras una buena jugada de Indiano, pero su remate se estrelló en el palo. Un minuto después, los visitantes se quedaron con uno menos por la expulsión del meta Juanma, que derribó a Fall en la frontal del área cuando el senegalés entraba solo por un lado, y el partido se terminó de romper.
 
La sentencia se veía venir, más con el joven e inseguro Molina bajo palos, pero de nuevo el palo evitó que los cadistas pusieran tierra de por medio al repeler un gran lanzamiento de falta directa de Indiano. Fueron unos minutos de locura, de los que hacen afición. Sin la sentencia en su mano pero con las mejores sensaciones de lo que va de temporada el Cádiz se marchó al vestuario. Ni el pésimo estado del césped contuvo la avalancha de juego amarilla.

No todo podía ser tan perfecto, que esto es el Cádiz, y los amarillos pusieron picante al partido saliendo con una empanada monumental tras el descanso. El Cartagena con diez comenzó a rondar más de lo debido la meta de Aulestia y los de Monteagudo jugaban con fuego rifando cada balón, sin señales del criterio mostrado en los primeros 45 minutos.

Pero este era el día de la resurreción amarilla y la sentencia llegó en el 69, aprovechando una buena jugada a balón parado. Indiano colgó un balón al segundo palo, Albentosa prolongó y ahí Belencoso, con la punta de la bota, firmó el 2-0. Y tres minutos después, con el Cádiz desatado y el Cartagena hundido, Pablo Sánchez redondeó una goleada que es un enorme golpe de moral para los amarillos aprovechando un rechace de Molina a disparo de Viyuela. Carranza celebraba eufórico un triunfo que invita a creer. Justo lo que todos necesitábamos.

Una goleada para creer, titula el Diario de Cádiz
El usuario es responsable de sus comentarios. Se compromete a que no difamen, insulten, contengan información falsa, abusiva, pornográfica, amenazadora, que dañe la imagen de terceras personas o que infrinja alguna ley.
Sportcartagena se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados.
Comentarios