jueves. 01.12.2022
DICE 'EL NORTE DE CASTILLA'

La gran ocasión de Braulio despertó al público de Zorrilla y a sus jugadores

Y el segundo periodo fue lo que se esperaba: un Valladolid paciente, más profundo, más entonado si cabe que antes del descanso, fue golpeando como un martillo la pared de frontón en que quiso convertirse el rival, buscando una a una las ocasiones que ya había tenido.Y como se generaba...

Y el segundo periodo fue lo que se esperaba: un Valladolid paciente, más profundo, más entonado si cabe que antes del descanso, fue golpeando como un martillo la pared de frontón en que quiso convertirse el rival, buscando una a una las ocasiones que ya había tenido.Y como se generaba el peligro, pero no se lograba el remate, Djukic movió la ficha. Dio entrada en el campo a Manucho, recién salido de una lesión, y el angoleño empezó a provocar problemas. Desperdició una ocasión por adelantarse al centro de Nauzet, pero en la segunda que tuvo forzó el penalti y la expulsión de Kijera. Nauzet empató, con suspense, y a partir de ese momento fue un capítulo más de la conocida serie 'Acoso y derribo en Zorrilla'.

El 'Efesé' hacía lo que podía, pero el gol se veía que llegaría en cualquier momento. Pero como el fútbol es así, caprichoso, un contragolpe provocado por un error de Manucho estuvo a punto de decidir el partido. Braulio, en su única carrera intensa, se plantó solo aunque escorado ante Jaime. El cancerberpo le aguantó lo suficiente para recibir el balonazo en el pecho, pero el rebote le volvió al canario. Y ahora fue Sisi el que metió la pierna. Pero el rebote le fue de nuevo a Braulio, al que taponó Manucho cuando Jaime ya poco podía hacer.

La triple ocasión despertó al público y a los jugadores. Minutos antes, Djukic había metido a Jofre por Rubio. Era perder control, pero ganar poder ofensivo y balones al área para Manucho y Guerra. Y el cambio, recibido con cierta perplejidad por la grada, se antojó sabio. A falta de dos minutos, el catalán recibió un balón en diez metros del borde del área y la pegó con esa precisión tan suya. Balón al poste y para adentro. 2-1, tres puntos y la sensación de que este equipo es cada día más fuerte.

La gran ocasión de Braulio despertó al público de Zorrilla y a sus jugadores
El usuario es responsable de sus comentarios. Se compromete a que no difamen, insulten, contengan información falsa, abusiva, pornográfica, amenazadora, que dañe la imagen de terceras personas o que infrinja alguna ley.
Sportcartagena se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados.
Comentarios