SI LOS CARTAGENERISTAS NO EMPIEZAN A GANAR PARTIDOS PARA ABANDONAR EL HOYO...

“Houston, tenemos un problema’

Parece ser que sí, que tenemos un problema con el Cartagena, con este Efesé que tanto trabajo y esfuerzo costó para llevarlo hasta el fútbol profesional y que ahora, en un visto y no visto, en un abrir y cerrar de ojos, se vaya en menos de un año, al pozo de donde viene

Houston2

Houston, tenemos un problema’ es una popular pero errónea cita de una frase proferida por el astronauta Jack Swigert durante el accidentado viaje del Apolo 13, justo después de observar una luz de advertencia acompañada de un estallido, ​ a las 21:08 CST del 13 de abril de 1970. De aquello están a punto de cumplirse 51 años pero si la aplicásemos a lo que le está ocurriendo al FC Cartagena sería perfectamente válida y actual. Veamos por qué.

La popular frase fue pronunciada el 13 de abril de 1970, cuando los tres astronautas de la NASA de la misión Apollo 13, dos días después del despegue, se vieron forzados a abandonar sus planes de hacer el tercer alunizaje tripulado debido a la explosión de los tanques de oxígeno.

Las células de combustible que proporcionaban electricidad, agua, oxígeno y luz fallaron cuando los astronautas se encontraban aproximadamente a 320.000 km de distancia de la Tierra. A partir de ese momento su único objetivo fue regresar vivos a casa. Si vale la metáfora es el mismo objetivo que a partir de ahora le espera a este Cartagena al que, ahora sí, se le encienden todas las alarmas en su tripulación.

La supervivencia de la tripulación del Apolo 13 fue uno de los triunfos más celebrados de los vuelos espaciales estadounidenses del siglo XX. Y la supervivencia del Efesé en la Liga Smartbank sería tan celebrada como el mismo ascenso de La Rosaleda en el último mes de julio.

GettyImages-514886108

Aquel día en Houston, Cabo Cañaveral andaban así de preocupados, algo similar debería de estar ocurriendo en el Cartagena...

Claro que para ello, mal vamos sí…

  • Está tan rematadamente mal planteado el centro del campo albinegro, con un Ramón Azeez del que todavía muchos aficionados se están preguntando si ayudaba o estorbaba a Rubén Castro
  •  
  • A los 13 minutos se vuelve a cometer otro absurdo penalti por manos. ¿Es que nadie le ha explicado a estos jugadores que el balón, si se toca con la mano dentro del área es penalti? Pues ya llevamos seis penas máximas por distintos motivos
  •  
  • En el minuto 18 encajamos un segundo gol y a los 21 minutos Las Palmas, además de los goles, ya había generado otras tres claras ocasiones para haber marcado.
  •  
  • Mal vamos también si el georgiano Aburjania es incapaz de meter alguna pierna, hacer falta, hacer algo, no quedarse mirando y actuar para evitar que Pejiño hiciese lo que le diese la gana hasta engañar con el izquierdazo que supuso un enfado mayúsculo en Chichizola. Razón no le faltaba al meta argentino. Más sangre señor Aburjania, más sangre, que aquí, en España, no la tenemos de horchata.
  •  
  • Ni contigo sin ti puede decirse que, hasta la fecha, tienen nuestros males remedio. El ‘efecto Carrión’ si es que lo hubo alguna vez, ya ha pasado y es prioritario recuperarlo cuanto antes.
  •  
  • Mal vamos también porque el principal problema radica en la pésima primera vuelta que hizo este Cartagena. Lo único que es seguro es que vamos a sufrir, y mucho, hasta el final.

           Carrión reconoce haberse equivocado en la confección del once inicial. Ramón Azeez y Aburjiana son fallos seguros pero nuestra                         pregunta es: ¿sólo ellos o veremos una revolución ante el Leganés? Porque cambios ya decimos nosotros que van a haber seguro.

  • Si este equipo demuestra tan poca intensidad, lo que hace años se llamaba ‘echarle huevos al asunto’. Con actitudes como las que ofreció el conjunto albinegro en Las Palmas, exceptuando a unos pocos, está cantado que este equipo es carne de descens
  •  
  • ¿El entrenador no se ha dado cuenta aún que fallamos en las segundas jugadas? ¿Qué no ganamos ni una?
  •  
  • Advertimos. Mal vamos si determinados futbolistas parece que no se estaban jugando nada. Genio, garra, coraje, corazón, lucha y ganas es lo que echamos de menos.
  •  
  • Un final desesperante que aún pudo haber sido peor si nuestro ‘amigo’ el colegiado extremeño Hernández Maeso, en colaboración con el VAR, no anula lo que incluso se llegó a festejar por parte de los futbolistas canarios como el 3-0.

Así que sí que sí. Houston, tenemos un problema.

tenemos problema