EDITORIAL DE SPORTCARTAGENA

Hoy ya toca levantarse

Apenas veinticuatro horas después el Cartagena ya tiene que levantarse de nuevo. Despertarse de la pesadilla que supuso el partido de Majadahonda y darse cuenta de que hay vida y por tanto, con las posibilidades intactas para ascender. Dos campeones como el Albacete y el Barça B que metían miedo al principio pero que caían eliminados a las primeras de cambio rectificaron y acabaron en Segunda. Eso es lo que tiene que hacer el Cartagena, rectificar para levantarse cuanto antes y ascender

EDITORIAL DE SPORTCARTAGENA

Hay un proverbio chino que dice que el hombre siempre es más grande cuantas más veces tropieza y cuantas más se levanta. El Cartagena debería de aplicárselo. Lo de Madrid ha sido duro. Durísimo. Cruel como nunca. Pero tampoco vamos a estar rasgándonos las vestiduras hasta el día del juicio final ni lamiendo las heridas todo el rato. Pasó y pasó.

Tiempo habrá para analizar lo ocurrido, para analizar el porqué de unos cambios tan raros, de preguntarse porque nos quedamos sin ataque en los últimos 20 minutos o para qué encerrarse en campo propio buscando el empate que muchos sabíamos que sólo podía llevarnos a la derrota.

953

El Cartagena, sus futbolistas -Moisés es el que aparece tumbado en el suelo tras acabar el partido-tienen que levantarse por la vía rápida. Foto RAÚL VELASCO

Hasta el mismísimo Monteagudo ya dijo que sí salían a empatar perderían y parece que se le olvidaron sus propias palabras o, sencillamente que la mala suerte jugó de manera colosal en contra de un Cartagena que había sido superior en el cómputo total del partido y que, muy probablemente y a fuer de ser sinceros, mereció el ascenso.

Pero la realidad es bien distinta y hay que mirar hacia al frente. La vida sigue y nadie ha muerto ni ha cometido un asesinato en este empeño. Al contrario. Así que todavía tiene arreglo. Queda toda una vida por delante que, si se afronta con ganas, con ilusión y con optimismo, todavía se puede llegar a tiempo de estar en la Liga 1,2,3, la Segunda División de toda la vida a la que el Cartagena no puede renunciar bajo ningún concepto.

Desde las primeras de cambio el equipo y la afición deben de reaccionar por la vía rápida. No hay tiempo. Tiene que ser ya. Hoy. Ahora. Y para ello, no hay otra que afrontar el choque de Vigo como lo que es, el más importante del año y tratar de allanar el camino todo lo que se pueda para la vuelta. Respetando al rival, sí, pero sin temor de ningún tipo. Este Cartagena, si quiere, puede.

A lo peor hasta no hay mal que por bien no venga y a partir de ahora empezamos a ver a ese Cartagena fuerte, alegre, capaz de derrotar a cualquiera, como un campeón que es. Pasó el soponcio, pasaron las lágrimas y pasó todo lo malo. Ahora sólo tiene que haber tiempo para lo bueno pero, para ello, hoy ya toca levantarse y andar con la cabeza alta y mirando al frente ¿Estamos de acuerdo? 

En todo esto es en lo que estamos pensando en SPORTCARTAGENA. Seguimos creyendo en este equipo y en que el día 24 de junio el FC Cartagena estará en Segunda División. Un camino mas largo pero posible todavía.