SU NO CONVOCATORIA PARA VIAJAR A ÉCIJA ABRE LA PUERTA A TODAS LAS CONJETURAS

La interrogante en el Cartagena se llama ahora Moisés

En el Cartagena todo son felicitaciones una vez acabada la primera vuelta y el título honorífico de campeón de invierno por segunda temporada consecutiva. Las vacaciones están en la puerta y Monteagudo ya ha empezado a diseñar el regreso con un duro partido en Huelva y ante un necesitado Recreativo. Pero, con el mercado de invierno en puertas, un nombre se ha colado de una forma inopinada, el del central Moisés. Su no convocatoria para Écija pudiendo jugar ha abierto las puertas a las conjeturas y a las especulaciones sobre una posible salida del equipo. Su rifirrafe con Chavero parece que le persigue, con lo que Belmonte y/o Monteagudo tendrán que salir a la palestra y explicar claramente su situación

MOISES1

El  mercado de invierno está a punto de abrirse y al Cartagena le ha salido una ‘patata caliente’ que pocos, por no decir nadie, podían esperar: se llama Moisés García, el buen central albinegro que por culpa de un rifirrafe con su compañero Chavero en vísperas de jugar contra la Balona y su posterior no convocatoria para Écija, se ha colocado en el centro de la polémica, con lo que toda la atención se centra en un futbolista cuya trayectoria desde que llegó al Cartagena estaría fuera de toda duda, por su rendimiento y por su comportamiento. ¿Es un toque de atención o hay algo más?

Sin embargo, esa discusión con Chavero y, sobre todo, su no inclusión para viajar hasta Écija pudiendo jugar una vez cumplida su sanción de cuatro partidos, colocan sobre el central sevillano la interrogante de su continuidad. Moisés no tenía ningún problema físico que le impìdiera viajar hasta Écija y si Monteagudo tenía en mente el mantener a Aguilar como titular el haberse llevado a ‘Moi’ no era nada descabellado teniendo en cuenta que se trata de uno de los ‘pesos pesados’ y que su rendimiento está fuera de toda duda.

Entonces ¿por qué no viajó Moisés? ¿Tiene algo que ver con una posible salida en el mercado invernal? El futbolista ni lo piensa, pero llama la atención que Monteagudo prefiera llevarse a Farisato y Morros, jugadadores sub-23, antes que un futbolista como Moisés al que nadie le puede negar que tiene un peso específico en el equipo. Su trayectoria lo avala desde que aterrizó en el Cartagena procedente del Logroñés.

Por eso llama mucho la atención la decisión de Monteagudo de no contar con un futbolista como Moisés, que acababa de cumplir una dura sanción de cuatro partidos tras su expulsión en Badajoz. En el Cartagena están a punto de empezar a planificar las salidas y las llegadas en el capítulo ficheril para el polémico mercado de invierno y se asegura que habrá cuatro bajas y otros tantos fichajes.  Habrá que pensar que el técnico de Valdeganga pensaría mucho en esa decisión a sabiendas de la trascendencia posterior que podría tenert y sus posibles consecuencias.

Belmonte, entre tanto, no dice ni pío y sólo sus más íntimos, o quizás ni eso, saben de sus verdaderas intenciones. Hace poco más de un año fueron cinco los jugadores que salieron, Quintana, Fernando, Óscar Rico, Pablo Ortíz y Chus Hevia y todos se trataron de justificar aunque algunos no fueron entendidos del todo. Los que llegaron, cinco también, no cubrieron las expectativas porque Germán, Isi Ros, Artiles, Juan Antonio Ros y Fernando Llorente, por distintos motivos, se quedarían muy lejos de lo que habría necesitado aquel equipo que, al final, acabaría pagando aquella factura.

 Pero si es verdad que Moisés García, ahora mismo, aparece en muchas de las quinielas que lo colocarían lejos del Cartagena, lo que por otro lado, sonaría a disparate si nos atenemos al rendimiento que ha ofrecido desde que llegó al Cartagonova. El jugador es prudente y se limita a entrenar. Sólo Belmonte y Monteagudo pueden aportar la claridad suficiente que despeje cualquier atisbo de dudas sobre Moisés, con el que parece haberse colocado encima de su cabeza una interrogante sobre cuál será su futuro.

588