EN UN PÉSIMO PARTIDO DE LOS ALBINEGROS EL COLISTA ALBACETE SUPERA A UN CARTAGENA INCAPAZ DE TODO

El Cartagena entra en la UCI (2-0)

rubén castro

Rubén Castro en una de las pocas apariciones del grancanario // FOTO: FC Cartagena

Decepcionante partido del Cartagena en Albacete dónde cayó con justicia ante un colista que superó en todo al equipo cartagenero y le empuja un poco más hacia el abismo, El equipo manchego superó al de Carrión durante casi todo el partido y el marcador aún se asemeja corto para lo que vimos en el terreno de juego del Carlos Belmonte’. Al descanso ya se llegó con ventaja manchega y en los primeros minutos de la segunda parte un fallo tremendo de Chichizola en un pase a José Ángel propiciaría el segundo y definitivo gol local, que mete directamente al Cartagena en la UCI

FICHA TÉCNICA 

Albacete Balompié: Tomeu Nadal; Fran García, Kecojevic, Boyomo, Dani Torres (87' Mvodo), Manu Fuster (81' Diego Caballo), Silvestre, Isaac, Álvaro Jiménez (87' Peña), Zozulia (73' Diamanka) y Ortuño 

FC Cartagena: Chichizola; Forniés, Datkovic, Raúl Navas, Delmás (66' Antoñito); José Ángel (66' Nacho Gil), Azeez, Elady (85' Teddy), De Blasis (79' Cayarga), Cristian López y Rubén Castro

Goles: 1-0 (20' Ortuño); 2-0 (56' Dani Torres)

Árbitro:  Eduardo Prieto Iglesias (colegio navarro) mostró cartulina amarilla al local Jean Jules; y a los visitantes Jurado, Antoñito y Fornies.

Incidencias: Partido disputado en el Carlos Belmonte a puerta cerrada. 

ExGqnUsXEAAZ753

José Ángel Jurado rematando un balón aéreo // FOTO: FC Cartagena

LA CRÓNICA

Por ÁLVARO PRIAN

La presencia de Julián Delmás en el lateral derecho y la de José Ángel Jurado en el puesto de Aburjania, con Elady escorado a la banda izquierda era lo más destacado en los cartageneristas para suplir las bajas de Aburjania y el cambio de Delmás por David Simón por la derecha. Pero si quieres arroz Catalina porque  una mala primera parte condenaría al Efesé a marcharse al descanso con el marcador en contra. Una sorpresa porque Carrión vio la poca o nula capacidad del aragonés como lateral derecho y tuvo que acabar cambiándolo.

Los de Carrión se mantuvieron en pie, dando alguna sensación –pero sólo alguna- de peligro, pero el gol encajado fue un verdadero jarro de agua fría del que ya no se repondría en esta fase, jugando a trompicones, sin pólvora, con Rubén Castro como lo más parecido a un islote en solitario y con un Cristian López que mandaría al limbo la más clara ocasión de gol en esta primera fase.

ExGxlaXXMAQHYSq

Rubén Castro estrelló un balón en la escuadra en el minuto 8/Foto FC CARTAGENA

Porque es verdad que el Cartagena supo cómo superar la presión alta inicial de los manchegos en los primeros minutos y a partir de ahí los albinegros se hacian dueños de la pelota. Incluso RC7 estrellaría un balón en la misma cruceta de la escuadra a los 8 minutos que pudo haber sido el 0-1 pero la suerte no estaba por la labor. Al contrario. Incluso, de haber entrado el balón, se habría valorado un posible fuera de juego lo que ya habría sido el colmo.

Los cartageneristas, incapaces de hacer un sólo gol en el Carlos Belmonte, ven como el Albacete les iguala en el gol average particular tras uno de sus peores encuentros

Jurado, en el minuto 13, veía la primera tarjeta de la tarde y a partir de ahí los cartageneristas empezaron a bajar su rendimiento. Poco a poco el ‘Alba’ iba agrandando su presencia empujando a que los de Carrión diesen un paso atrás. Y tuvo que ser tras una falta innecesaria de Ramón Azeez cerca del área que Álvaro Jiménez supo poner en la cabeza del futbolista de Yecla, Alfredo Ortuño, para que este, de un perfecto testarazo, alojase el balón en el fondo de la red.

Un fallo tremendo de Chichizola propicia el segundo gol de los manchegos, que superaron al Cartagena en todo, especialmente en actitud y en pelear el balón hasta el final

A partir de ahí cambiarían las tornas y sería el Albacete quien empezaría a jugar bastante mejor que un Efesé adormilado, que estaba en pleno proceso de digerir un gol que pudieron ser dos si a los 25 minutos el árbitro no anula otro de Ortuño que, de nuevo, le había ganado la partida a la zaga cartagenerista, una defensa que parecían estar en una profunda siesta porque no se enteraban de casi nada, vamos que el equipo de Menéndez era lo más parecido al Bayer pero en versión pobre. Al Cartagena apenas le duraba el balón mientras los de Menéndez, limitándose a hacer las cosas bien y sin complicarse la vida, lograría llegar con ventaja al descanso.

FALLO TREMENDO DE CHICHIZOLA (2-0)

Lo que más habíamos echado en falta en este primera parte era la falta de garra, la poca ambición en un conjunto que no peleaba lo que debería. Y el Albacete lo había superado en eso y en casi todo.

Así volvían los cartageneristas, tratando de arreglar el desaguisado. Pero nada de nada. Y peor se puso cuando Chichizola, en un fallo tremendo, deja el cuero a la frontal para José Ángel Jurado. Más que un balón cedido parecía un melón. El defensa no se daba cuenta de la llegada de Dani Torres como una flecha, para robarle el balón. El cuero cayó en el interior del área para Ortuño que ante Chichizola, dejaba de cara para la entrada del propio Dani Torres que empujaba a la red. El colombiano tuvo más fe que nadie en llegar a robar el balón y fue de justicia que él mismo terminara la jugada. La alegría en los locales fue tremenda.Y sólo era el minuto 56.

Luis Carrión quiso dar aire a los suyos con dos cambios más ofensivos, dando entrada a Antoñito y Nacho Gil, por Delmás y Jurado. El Cartagena no estaba cómodo en el verde y el 2-0 les hizo mucho daño.

A LA UCI DIRECTAMENTE

Seis minutos más tarde Rubén Castro conectaría un buen izquierdazo en un despiste defensivo de los manchegos pero el balón saldría demasiado alto. Era evidente que el Cartagena necesitaba más, mucho más. Pero todo iría a peor porque la garra y el brío y las ganas seguían brillando por su ausencia. Veíamos a futbolistas como si la fiesta no fuera con ellos.

Desde el 2-0 hasta el final fue un quiero y no puedo por parte de los de Luis Carrión, que apenas generó alguna que otra ocasión. todas sin peligro. En fin, otra decepción más, nuevas ilusiones fallidas y un Cartagena que, o reacciona definitivamente y empieza a ganar partidos por la vía rápida, o se convierte definitivamente en un firme candidato a perder la categoría. De momento ya se encuentra en la UCI, un claro síntoma de que su situación es grave y preocupante,