LLEGA EL DOMINGO CON EL CD BADAJOZ

Los antecedentes señalan que al retornar al estadio cartagenero, los antiguos jugadores aciertan y meten en problemas al Efesé

El domingo último de agosto, al abrirse el libro de la Liga, el  CD Badajoz llega con un futbolista de una calidad indiscutible, Julio Gracia, bético de nacimiento. Medhi Nafti lo tiene en su esquema y en El Vivero le llaman Julio a secas. Los supersticiosos temen lo peor para los intereses del cuadro de Munúa. Porque los ex que pasan por el Cartagonova suelen 'vengarse' aunque enseguida, como Menudo  con el Melilla,  juntan la palma de sus  manos pidiendo el perdón de la grada

Es larga la lista de ex jugadores cartageneristas que en los últimos tiempos causaron estragos cuando se trataba de volver al estadio municipal Cartagonova  y fastidiaban al equipo que habían defendido con el debido interés profesional . También ocurrió en determinadas salidas: Óscar Rico (Mérida), Artiles (Las Palmas Atlético), Indiano (Marbella), Salva Chamorro (R,Murcia), Marc Fernández (UCAM Murcia) y Chus Hevia (Marbella) fueron los que experimentaron el sabor agridulce (se supone) de marcar al equipo con el que jugaron.

El filigranero Gracia, con su finura en el derborde y creatividad,  la puede liar en el terreno del Cartagonova si repite el fútbol que destiló en la primera vuelta de su etapa blanquinegra. Encandiló a todos pero no siempre porque de la treintena de partidos disputados solo jugó los 90 minutos en el 33 por ciento de los encuentros. Por lo que sea no llegó al tramo final de la campaña sintiéndose básico.  Tuvo escaso protagonismo en la fase de ascenso. No obstante se encuentra entre los quince cartageneristas con más minutos.

LAS ROTACIONES

Las rotaciones de las que tal vez abusó Munúa pudieron perjudicar al mediocentro sevillano de El Saucejo más que a otros. Con su paisano M.A. Cordero y el tinerfeño Vitolo de fijo la presencia del sub 23 hispalense se transformó en un goteo de minutos hasta que se cerró el grifo. Tuvo protagonismo en el penúltimo encuentro de la campaña en el Cartagonova con el 2-0 al RM Castilla que superaba el 3-1 en horrible partido de Valdebebas. El gol de Elady dio opciones a remontar en la vuelta y así sucedió.

descarga

Prefirió  Julio Gracia este verano, a la hora de ser nuevamente cedido, cambiar de destino, y las aspiraciones del Badajoz y la relativa proximidad con la ciudad de Sevilla, su casa, determinaron su nuevo situación como futbolista. Los actuales pacenses como plantilla han sido elegidos para triunfar y entrar en el playoff de entrada y con miras de alcanzar el máximo premio. Se miran en el espejo de Almendralejo (Extremadura) que ascendió a costa del Cartagena y el pasado ejercicio obtuvo la permanencia a pulso en el fútbol profesional.

El Badajoz, que mirará para arriba en la nueva Liga, esperó la cercanía de la fecha de arranque y  organizó esta mañana de jueves 22 la presentación de dos de sus fichajes que ya figuraban semanas en la pretemporada, uno de ellos Julio Gracia.

El curso pasado los de tierra de Barros se clasificaron en el cuarto puesto tras un impresionante final de Liga y cayeron en la primera eliminatoria del play off ante el Logroñés, que venció en la ida en El Vivero y en la vuelta le favoreció el 3-3 en Las Gaunas. Después fue el Hércules el que dejó en la cuneta a los riojanos.

EN EL ESQUEMA DE NAFTI

Es larga la lista de ex jugadores cartageneristas que en los últimos tiempos causaron estragos cuando se trataba de volver al estadio municipal Cartagonova  y fastidiaban al equipo que habían defendido con el debido interés profesional . El domingo al abrirse el libro de la Liga, el Badajoz llega con un futbolista de una calidad indiscutible, Julio Gracia, bético de nacimiento. El franco tunecino Medhi Nafti lo tiene en su esquema y en El Vivero le llaman Julio a secas. Los supersticiosos temen lo peor para los intereses del cuadro de Munúa en el debut de la Liga. Mas el Cartagena se juramenta para resolver el primer escollo.

El filigranero Gracia, con su desborde, su autopase y creatividad,  la puede liar en el terreno del Cartagonova si repite el fútbol que destiló en la primera vuelta de su etapa blanquinegra. Encandiló a todos pero no siempre porque de la treintena de partidos disputados solo jugó los 90 minutos en el 33 por ciento de los encuentros. Le faltó continuidad.  Por lo que sea no llegó al tramo final de la campaña sintiéndose básico.  Tuvo escaso protagonismo en la fase de ascenso. No obstante se encuentra entre los quince cartageneristas con más minutos.

Las rotaciones de las que abusó Munúa pudieron perjudicar al mediocentro sevillano de El Saucejo más que a otros. Con su paisano M.A. Cordero y el tinerfeño Vitolo de fijo la presencia del sub 23 hispalense se transformó en un goteo de minutos hasta que se cerró el grifo.

Prefirió  Julio Gracia este verano, a la hora de ser nuevamente cedido, cambiar de destino, y las aspiraciones del Badajoz y la relativa proximidad con la ciudad de Sevilla, su casa, determinaron su nuevo situación como futbolista. Los pacenses como plantilla han sido elegidos para triunfar y entrar en el playoff de entrada. Se miran en el espejo de Almendralejo (Extremadura) cuyo equipo ascendió a costa del Cartagena y el pasado ejercicio obtuvo la permanencia a pulso.

El Badajoz, que mirará para arriba en la nueva Liga, esperó la cercanía de la fecha de arranque y  organizó esta mañana de jueves 22 la presentación de tres de sus fichajes que ya figuraban semanas en la pretemporada: Heber Pena, Sergi Maestre y Julio Gracia. De este último se resalta el gran partido que realizó el pasado fin de semana en Olivenza, en el último amistoso, en el que ofreció las mejores jugadas y marcó uno de los goles del 1-5.

ÚLTIMO ASCENSO

Y un poco de historia. Fue en la temporada 1991/92 cuando consiguieron  los pacenses su último ascenso  a Segunda División A.  Acabaron segundos en su grupo, dirigidos por  Rogelio Palomo en su sexta campaña consecutiva al frente del equipo, y superaron en la Liguilla de ascenso al Cartagena (al que derrotaron en la última jornada por 5-1, los cinco en las redes de Luis Raudona y con el uruguayo Voltaire en el banquillo). Los otros participantes en el grupo eran el Alavés y Sporting de Gijón “B”. Con este ascenso, el C.D. Badajoz  emprendía la segunda época de esplendor en su historia volviendo a la categoría profesional con Paco Herrera.

En la temporada 2002/03  los del El Vivero se quedaban últimos en la Liga con 24 derrotas y con un club endeudado por las grandes inversiones realizadas en años anteriores para mantener la categoría de plata.
Hoy el Badajoz es un club bien conducido que tiene a su afición al lado hasta rebasar los 5.000 abonados.