EL CONTROVERTIDO EMPRESARIO VUELVE A ESTAR EN EL PUNTO DE MIRA DE LA GUARDIA CIVIL

Luis Oliver vuelve a ser investigado, ahora por su polémica gestión en el Córdoba

El Juzgado de Instrucción número 5 de Córdoba ha llamado a declarar como investigados al expresidente del Córdoba CFJesús León; a la presidenta de la Fundación del Córdoba CF y esposa de León, Isabel Madueño; a dos hermanos del exmandatario blanquiverde, a los empresarios Joaquín Zulategui y Luis Oliver, ex propietario del antiguo Cartagonova FC en el que apenas duró unos meses, suficientes para dejar al club albinegro –el actual FC Cartagena- convertido en un solar
1403719401-ko4G--620x349@abc
Luis Oliver

Las declaraciones de los investigados se celebrarán en tres días diferentes durante el próximo mes de mayo. La primera está fijada para el martes 11 de mayo y las siguientes para el miércoles y jueves 26 y 27 de mayo.

La imputación de Luis Oliver ha podido ser una sorpresa para algunos, sobre todo, por el cruce de querellas entre León y Oliver. Sin embargo, el juez lo llama a declarar como investigado, con asistencia letrada, para que en su caso pueda aclarar su papel en los hechos que se investigan.

El navarro, según la Benemérita, en su compartamiento daba muestras de connivencia con Jesús León y de hecho éste último le retiró la querella que le había interpuesto. Según los investigadores, «tiene mucho sentido desde el punto de vista que Luis Oliver es la persona que pone dos millones de euros para la compra del club a diferencia de León que no pone ni un solo euro».

Los investigadores concluyen que la actividad de Oliver tiene un patrón de comportamiento que influye en la despatrimonialización del club, mediante emisión y pago de facturas por servicios supuestamente inexistentes a sociedades vinculadas.

Las facturas de Joaquín Zulategui al Córdoba CF también han sido un motivo de querella. Hay que recordar que el empresario fue el denunciante de la causa y pasó a ser investigado por el propio Juzgado de Instrucción número 5 de Córdoba. Formó parte del primer consejo de Administración del Córdoba, tras la compra del club por Jesús León.

Según la Benemérita en los maleteros de sus potentes vehículos se llevaban escondidas la recaudación de las barras de las cantinas del Arcángel

Si bien en marzo de 2018 cesó como consejero y pasó a secretario no consejero hasta el 24 de julio de 2018, que pasó a ocupar el cargo de secretario del patronato de la Fundación del Córdoba CF hasta finales de octubre de ese año cuando dimitió al no estar conforme con las cuentas anuales de la Fundación el año 2017, en el que no quedaba justificado un importe de 1,5 millones de euros, que al parecer había sido desviado a las cuentas de Jesús León. Está siendo investigado por el Juzgado por los abonos del club a WACC, empresa del abogado navarro, por un total de 39.160 euros que no tendrían sustento documental o contractual que lo avalasen.

A juicio de los investigadores de la Benemérita, «existían indicios como que «la recaudación de las barras en los partidos se la llevaban en el maletero del coche”.

Fuente: ABC de Sevilla