EN ESPERA DE LA BALONA

Dando una vuelta por un entrenamiento a puerta abierta en el Cartagonova

Este jueves 13-F hubo entrenamiento rutinario del FC Cartagena en el estadio municipal. Se abrieron las puertas para los aficionados y este medio digital estuvo un rato observando cómo se desarrollaba el ensayo. Quince o veinte aficionados esparcidos en los bajos de Tribuna. Pulsamos el ambiente y recogimos algunas opiniones de los observadores.
Mañana primaveral en el Cartagonova. / SCT
Mañana primaveral en el Cartagonova. / SCT  

El domingo viene la Balona y no se admite regalar porque la Liga no está para muchas bromas. El Marbella es el número 1 en el presente pero puede caer en cualquier momento y a esa posibilidad quiere aferrarse el Cartagena, al que sin darse apenas cuenta se le fue de las manos el liderato por la suma de factores adversos. El único remedio conocido  es el de volver a ganar partidos para que el tono crítico de la afición, un amplio sector, vuelva a recobrar la confianza.

En el entrenamiento de este jueves se ensayó el disparo a gol. Todos los que deben chutar con precisión estuvieron frente a los porteros a los que bombardearon en la portería Norte. Los futbolistas fueron citados para las 10:30  y allí estuvieron los habituales, excepto los que están dando quehacer a la enfermería. Los que los domingos juegan en el filial de Tercera también se esforzaron en la preparación, uno de ellos Alberto Vázquez, quien tiene pie y medio fuera del club en cuestión de tres meses y poco. Vázquez tiene un ramillete de clubes a los que, a sus 22 años, llegará: el Elche lo quiere repescar y el Albacete lo está siguiendo al igual que el Cádiz y el Valladolid. Para el Villarreal sería una apuesta de futuro. Ya veremos.

IMG_1033

De espaldas a la grada Lateral rambla estuvo Borja Jiménez presenciando  el entrenamiento. / SPORTCARTAGENA

Vimos a algunos de los jugadores 'tocados' en la banda, tomando el sol. Uno de ellos,  el defensa Carlos David, aguantando su 'exilio' de tres o cuatro semanas por el problema muscular que tuvo muy pronto en El Rosal de Cádiz. El extremeño tendrá que aguardar a abril para coger la forma y volver a ponerse el brazalete de capitán. Pero Sergio Ayala va a estar ahí, se supone salvo mejor criterio de Borja, para cubrir la ausencia.