CON EL BURGOS Y PONFERRADINA ADEMÁS DE UN PLAYOFF CON EL LOGROÑES Y EL FALLIDO CON EL EFESÉ EN EL CERRO DEL ESPINO

Michel Zabaco colecciona ascensos desde su gol famoso en propia puerta en Majadahonda

Michel Zabaco acaba de lograr su segundo ascenso a la liga SmartBank en las tres últimas temporadas. Desde aquel fatídico gol en propia puerta en el Cerro del Espino cuando el Cartagena ya tenía el ascenso en la mano el defensa de Ponferrada va de éxito en éxito ascendiendo con la Ponferradina y ahora con el Burgos además de los intentos fallidos con el Efesé y Logroñés

El defensa central ponferradino Michel Zabaco se está convirtiendo en un coleccionista de ascensos a la Liga SmartBank. Lleva dos en las cuatro últimas temporadas, con la Ponferradina –a la temporada siguiente de salir de Cartagena- y ahora con el Burgos, además de los fallidos con el FCC y el Logroñés respectivamente.

E2GrTODWYAE4DE7

Michel Zabaco, segundo por la derecha, disfrutando del ascenso tras el partido en Almendralejo

Zabaco, que hizo dos temporadas bastante buenas en el Cartagena, habría seguido de albinegro de no haberse dado aquel gol desgraciado en propia meta en el minuto 97 que acabaría dándole el ascenso al Rayo Majadahonda. Tenía contrato en vigor además de encontrarse muy bien en la capital legislativa de la Región. Pero tras aquel gol en propia todo cambió y seguir en el Efesé habría sido complicarse la vida así que decidió poner tierra de por medio y se marchó a su casa, a Ponferrada.

Allí fichó con los del Toralín, quedaron segundos y acabaron ascendiendo tras dejar en la cuneta precisamente al Cartagena. Al año siguiente lo contrató el UD Logroñés, con este equipo también disputó una fase de ascenso pero lo eliminó el Hércules. Y en la actual se marchó al Burgos CF para ser titular indiscutible y lograr un nuevo ascenso, quitándose así aquel mal sabor de boca en el fatídico partido en Majadahonda.

Seguramente, pocos defensas tienen que haber en Segunda B con una hoja de servicios tan espectacular como la de Michel Zabaco.