FUE JUGADOR DE AMBOS EQUIPOS

Miki Roqué, el minuto 22 y el recuerdo de albinegros y verdiblancos

Miki Roqué estuvo en este Cartagena-Betis Deportivo más en el recuerdo que nunca para todos. El catalán jugó en ambos equipos, de ahí que esta vez, el minuto 22 en el que se le recuerda en el Cartagonova, cobrase más sentido que nunca

Foto: Real Betis
Foto: Real Betis

Miki Roqué llegó al Real Betis procedente del Cartagena recién logrado el salto a Segunda. Aquel mes de julio de 2009 llegaba para reforzar al equipo filial, el Betis B, al que esa temporada dirigía el exjugador verdiblanco Oli. Ocho años después los dos equipos y la afición cartagenera recuerdan a todo un jugadorazo.

Tan prometedor futbolista, de 21 años de edad, se había formado en las categorías inferiores del Lleida, pero salió muy joven de España para cumplir el sueño de fichar por el Liverpool, uno de los grandes de Europa. Fue Rafa Benítez, entonces en el banquillo de Anfield, quien decidió contar con este elegante central que se convertiría en el jugador más joven en alinearse con los reds en un partido de la Liga de Campeones. Fue ante el Galatasaray, en Estambul, en el mes de diciembre de 2006.

Después, vivió distintas cesiones que le hicieron pasar por el Oldham Athletic inglés y por un par de clubes españoles, el Xerez y el Cartagena, hasta que en 2009 llegó al filial verdiblanco. Su debut tuvo lugar en Lucena en septiembre de ese año y su primer encuentro en la Ciudad Deportiva lo jugó una semana más tarde contra el Ceuta.
Esa campaña disputó 25 partidos y la siguiente la inició como titular indiscutible en el Betis B. Así hasta que llegó el mes de octubre. El primer equipo estaba en Segunda y el entrenador Pepe Mel contaba con la cantera. Y también a él le llegó su oportunidad.

Fue con ocasión de la visita verdiblanca a Las Palmas. Séptima jornada. Estaban lesionados Belenguer y Arzu y el técnico incluyó a Miki Roque en la expedición. Empezó el partido en el banquillo, pero en el minuto 39 se lesionó el brasileño Roversio. Salió al campo y no sólo estuvo bien, sino que incluso participó en la jugada del segundo tanto bético. El choque acabó con empate a dos.

Mel no duda y sigue contando con Miki Roqué. Su debut en casa. Sábado 16 de octubre de 2010, a las cuatro de la tarde. 25.000 espectadores. Miki Roqué, por su parte, se consolida en la plantilla. Repite titularidad durante seis jornadas y cuando termina la primera vuelta marca su segundo gol, asimismo de cabeza en el Villamarín, contra el Alcorcón.
Sin embargo, deja de jugar en febrero de 2011. Su último partido es contra el Elche. La afición no sabe que sufre dolores y que se le están haciendo pruebas. Y tres semanas más tarde, cuando el equipo se halla en Ponferrada, se confirma lo peor: el futbolista padece un tumor.

Eso ocurre un miércoles y el sábado 5 de marzo se convoca de urgencia una rueda de prensa en el estadio. Asiste toda la plantilla y es el propio Miki Roqué quien anuncia que le han detectado un tumor en el pubis que deberá serle extirpado de forma inmediata. Llora el futbolista y lloran todos los presentes. La mañana es dramática.
Y ya se sabe lo que fueron contando los partes médicos. A veces invitaron a la esperanza y en otras, al abatimiento. Todo el fútbol español se volcó con Miki, pero la trágica realidad acabó imponiéndose. Fue el 24 de junio de 2012. El día en que falleció un joven futbolista que aún no había cumplido los 24 años.

Días más tarde, el 2 de julio, se celebró el funeral por Miki Roqué en el estadio Benito Villamarín. El altar de la misa se colocó frente a la grada de preferencia y la asistencia fue  multitudinaria. La emoción, tremenda. Olga Roqué, hermana del jugador, leyó una carta que conmovió a la tribuna.

Desde entonces, su memoria permanece viva en cada partido, en cada minuto 26. Los béticos no olvidarán jamás a ese espigado muchacho, elegante y sobrio, que con tanta dignidad defendió el escudo de las trece barras. Ni los béticos ni tampoco los cartageneristas que, desde inicios de esta temporada, también lo recuerdan en el minuto 22. Era el número que llevaba su camiseta en el Cartagena.
(Fuente: Web oficial del Real Betis Balompié)