domingo. 23.06.2024

 Estaríamos escribiendo de un fiasco del Cartagena en Sevilla si no fuese por la reacción en parte del segundo tiempo tirando a su final. Naturalmente, si no fuese también por el golazo de Moisés (minuto 84) cabeceando con decisión a portería para romper la imbatibilidad del meta Soria, que llevaba 270 minutos sin encajar. Y y van dos. Digo que ya van dos goles de los defensas (Gonzalo Verdú y Moisés García) para salar los muebles.

 
Menos mal que en la Ciudad Deportiva sevillista, la de Cisneros Palacios, abogado y presidente sevillista fallecido hace trece años en cuyo mandato se construyó la instalación que lleva su nombre,  se llegó a tiempo de arañar este sábado al menos un empate (menos da una piedra), después de un nuevo desajuste defensivo protagonizado por el tantas veces salvador de partidos,  Jesús Limones. Más que por uvas, Limones salió a por brevas en la fatídica acción, corto e indeciso en aquella jugada del 1-0 de Ivi. Enseguida vimos gracias a la7tv la peor versión del Cartagena, superado en casi todo por los rojillos, y eso el primero que lo reconoció sin pestañear fue Paco Belmonte, que ha diseñado la plantilla, en una entrevista que le hicieron en Onda Regional de Murcia en el postpartido del ‘José Ramón Cisneros’.
 
 
Me gustó, ¿y a quién no? ese Cartagena que, con Rivero de refresco y con Montero dando el callo en la punta, metió al osado Sevilla Atlético en su área para aguantar la avalancha en los mejores minutos visitantes. Un Sevilla junior que me agradó por su desparpajo, determinación y atrevimiento, por su presión y maneras. Más adelante no sé si perderá gas en la competición y se meterá en problemas clasificatorios como el año pasado, pero para comenzar intuyo va a ser uno de los mejores filiales del grupo 4º de la maldita Segunda B.
 
UN SEVILLA QUE ARRIESGÓ LO SUYO
 
Cuando el Cartagena empató los chicos sevillistas no fueron nada conformistas y arriesgaron. El empate no les iba del todo mal, pero no se ciñeron a defender el 1-1 como botín aceptable sino que buscaron la puerta de  Jesús Limones pero esta vez los albinegros no fueron El Pupas y el empate cerca de la Giralda es lo menos malo que pudo pasar el sábado en la cuarta jornada de Liga.

Hubo cambios tácticos por parte de Víctor Fernández. Otro pretendido talante buscando tal vez el primer triunfo por  la línea más corta, sin rodeos, que es la recta. Nuevos matices. Un guión algo diferente pero al fin se volvió al juego combinado en los últimos momentos, la pelota al pie del compañero, la entrada por bandas y la creación de ocasiones de gol, en fin lo que ya hemos visto en el estadio Cartagonova  en los dos primeros encuentros y ha agradado a la afición.
 
Entre los cambios introducidos por VF, el de excluir a Montero de salida me llamó la atención y llegué a pensar en alguna enterocolitis o algo parecido que habría padecido la víspera el delantero tanque. El autor de los dos goles en el Carranza dejaba su puesto para el uruguayo Federico Laens, supongo que en busca de una variante en la estrategia y luego se vio que Montero aportó algo que no se había viso antes en el ‘José Ramón Cisneros’ por parte del ataque visitante.
 
TARDE DE PENALTIS NO PITADOS
 
Ricardo Escudero Marín perdonó o no vio penaltis en las dos áreas.
 
Al menos hay algo para comentar en relación con el arbitraje. Tocó esta vez un colegiado que casi siempre veía involuntariedad en las manos cometidas por los jugadores. Por los futbolistas de los dos bandos. Así que creo que el señor del silbato, que era paisano de Limones, del mismísimo Daimiel,  donde las famosasTablas protectoras del humedal, se comió cual si fuese un barquillo de merengue.
 
Pero tal vez el penalti que pudo pitar y no señaló a las primeras de cambio fue el que le hicieron a Menudo en una jugada en la que el jugador ex sevillista pudo fusilar. Gracias a la moviola me reafirmo en que esa acción fue de penalti.
 
Tampoco se enteró el colegiado al final de unos incidentes en el campo de juego, ya acabado el encuentro. Busco el acta del partido y leo escrito por Ricardo Escudero: "Otras incidencias: Al final del partido en el terreno de juego hubo un enfrentamiento entre jugadores de ambos equipos disolviéndose sin identificar a ninguno de ellos disolviéndose de forma pacífica".
 
¿CÓMO VENDRÁ EL DOMINGO EL ALMERÍA B?
 
Y como escribo amaneciendo el domingo, hay que esperar unas horas para saber cómo queda esta tarde el Almería B-Recreativo de Huelva. Deseo conocer si los muchachos de Miguel Rivera vienen con la moral alta o recortada al Cartagonova el próximo fin de semana. De una manera o de otra, ya metidos en la quinta jornada conviene que el Cartagena venza para la buena marcha del negocio. Llegar pronto a los 6.000 abonados o más está al alcance.
 
Por suerte, pase lo que pase nadie se va a poner nervioso todavía. Paco Gómez ya dejó de ser presidente y dueño del club y a los técnico se les deja trabajar y vivir en paz.

Moisés y la reacción final salvaron del fiasco
El usuario es responsable de sus comentarios. Se compromete a que no difamen, insulten, contengan información falsa, abusiva, pornográfica, amenazadora, que dañe la imagen de terceras personas o que infrinja alguna ley.
Sportcartagena se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados.
Comentarios