TRIUNFO IMPORTANTE DE LOS GRANAS, QUE FAVORECE AL CARTAGENA

La tarde en la que el Murcia le hace un favor al Cartagena tras derrotar al líder Marbella (1-0)

Victoria importante del Murcia ante el líder Marbella por 1-0. Un triunfo que sirve, de paso, para hacerle un favor al Cartagena y minimizar su patinazo en Jaén

IMG_3777
los jugadores del murcia celebran el triunfo

FICHA TÉCNICA

Real Murcia: Diego Rivas; José Ruiz, Paris Adot, Golobart, Morante, Armando, Titi, Diego Benito, Borjas Martín, Adrián Cruz y Germán Sáenz.

Marbella: Guille; Carlos Julio, Andrés, Marcos, Nico, Damián, Asier, Añón, Despotovic, Diego y Joseba.

Gol: 1-0. Germán 69'.

Colegiado: Sr. Luis Miguel Montero de Lerma, amonestó a los visitantes Nico, Añón, Diego, Asier y al local Diego Benito por dos veces.

Incidencias: Partido correspondiente a la décimotercera jornada de Liga en el Grupo IV de la Segunda División B. Disputado en el estadio Nueva Condomina ante 4.620 espectadores.

LA CRÓNICA

Un gol de Germán Sáenz dio los tres puntos en la tarde de hoy al Real Murcia. Fue un resultado justo por los merecimientos ofrecidos por uno y otro contendiente. Y fue un resultado corto, porque el Real Murcia debió adelantarse antes y debió dejar de sufrir bastante antes de la conclusión del encuentro.

El equipo de Paco García, además volvió a quedarse con diez. Diego Benito fue el único futbolista del conjunto grana que vio cartulina, pero vio dos. Dos amarillas que lo mandaron a morderse las uñas al vestuario a falta de diez minutos para el final.

En el minuto 2 de partido ya pudo adelantarse el Murcia. Una jugada bien llevada por banda derecha y centro de Titi al corazón del área para que Germán rematara llevando los ¡¡uy!! a la grada. El balón se marchó por poco. Casi sin descanso llegó la segunda ocasión, en este caso por el otro lado, donde hoy se erigió un gran Adrián Cruz, que disparó pero su intención fue detenida por el guardameta rival. Y en el minuto 9 de nuevo una internada del asturiano Titi por derecha que buscaba la cabeza de Borjas, pero su remate fue demasiado forzado por la presión de un contrario.

La primera media hora de juego estaba siendo un monólogo de los murcianistas. Ni un error atrás y buscando a través del balón abrir al Marbella, que estaba perfectamente colocado en el terreno de juego. Posiblemente el hecho de haber encajado 6 goles en los dos anteriores compromisos lo hizo ser tan conservador. El Real Murcia lo siguió intentando con ahínco hasta el final de la primera mitad.

Tras la reanudación el partido cambió algo. El que seguía proponiendo era el Real Murcia, pero el juego se volvió más lento, más pesado y eso lo provocó un Marbella que decidió que no tenía prisa. Si era el dueño del balón se dedicaba a mantenerlo, a perder tiempo y si quien lo tenía era el Murcia buscaba rápido la falta. Lo vieron tan claro desde el banquillo que los cambios llegaron justo para descomponer las armas rivales. Isi, primero y Wilson después saltaron al terreno de juego con una orden clara: revolución. Había que meterle ritmo al partido y llevarlo donde más interesaba a los pimentoneros. 

Isi abrió para Paris Adot que vio bien al colombiano y le puso el balón allí, arriba para que lo cabeceara ante Guille, pero el colegiado decretó fuera de juego del ariete murcianista. Fue el preludio del gol. En la siguiente jugada llegó. Se abrió el Marbella más de lo que estaba siendo habitual y apareció Germán para romper ese balón, que se estrelló primero en el larguero y luego con fuerza besó la red.

Era el momento de hacer el 2-0 y de llevar un poco de paz al corazón de la parroquia murcianista, así que las jugadas fueron esquivas a Wilson, primero e Isi después. En ambos casos llegó antes el guardameta marbellí.