LA CRÓNICA | CARTAGENA Y LEGANÉS, CON TODO HECHO, ABURREN EL EL CARTAGONOVA

Ni goles ni nada, partido de amiguetes (0-0)

Ni goles ni emoción ni interés ni nada digno de llevarse a la boca aparte del bocadillo de rigor de quienes fueron más previsores. Porque de este Cartagena-Leganés muy poco se puede habar como no sea el penalti señalado contra los madrileños y que varios minutos después el VAR se encargó de anular. Dos equipos que, con todo el trabajo realizado, aburrieron al poco público que quiso estar con sus futbolistas. Todos querrían ganar, no lo dudamos que para eso son profesionales, pero la realidad es que parecía más una cita de amiguetes que un encuentro de fútbol.

De Blasis partido
El tesón habitual en De Blasis no fue suficiente para derribar el muro y el aburrimiento sobre el terreno de juego
bodiger 1
Bodiger protagonizó la jugada del penalti que luego no existió

FICHA TÉCNICA

FC CARTAGENA: Marc Martínez, Delmás, Alcalá (Gastón Silva, minuto 75), Pablo Vázquez, Datkovic, Bodiger (Ortuño, minuto 81), Boateng (Tejera, minuto 54), Berto Cayarga (Álex Gallar, minuto 54), MO Dauda (Nacho Gil, minuto 75), De Blasis y Rubén Castro.

Banquillo: Prior (p.s.), Gastón Silva, De la Bella, Luna, Buffarini, Neskes, Cristóforo, Tejera, Nacho Gil, Álex Gallar, Okazaki y Ortuño.

CD LEGANÉS: Dani Jiménez, Palencia, Nyom, Sergio, Javi Hernández, Rober Ibáñez (Randjelovic, minuto 75), Pardo, Cissé (Perea, minuto 75), Arnaiz (Bautista, minuto 83), Qasmi (Bárcenas, minuto 51) y Borja García (Juan Muñoz, minuto 83).

Banquillo: Riesgo (p.s.), Bruno, Xavi Quintillá, Omeruo, Eraso, Perea, Naim, Bautista, Bárcenas, Randjelovic y Juan Muñoz.

ÁRBITRO: Ais Reig, del colegio valenciano. Mostró cartulina amarilla al local Boateng y al visitante Cissé.

INCIDENCIAS: Jornada 39 de la Liga Smarbank. Estadio Municipal Cartagonova, con una temperatura magnífica, rondando los 23 grados en mañana soleada. Antes del primer cuarto de hora, un aficionado tuvo que ser asistido al parecer por un golpe de calor. 4.560 espectadores en las gradas, la segunda peor entrada de la temporada

LA CRÓNICA

Por JOSÉ ANTONIO GONZÁLEZ PAREDES

FOTOS: RAÚL VELASCO-UP PROJECT

El FC Cartagena y el CD Leganés sumaron un nuevo punto en su casillero en un partido malo, sin apenas ocasiones de gol y en el que en ocasiones daba la sensación de que no resultaba ser una ‘pachanga’ entre colegas. Y era normal. Y digo que era normal porque ninguno de los dos equipos se jugaba nada (ambos llegaban al encuentro con la permanencia conseguida y sin mayores aspiraciones) y eso, unido al hecho de que el encuentro se disputó a las dos de la tarde con un sol de justicia en pleno domingo, preveía lo que al final pasó.

datkovic
Uno de los remates del FC Cartagena a la meta del Leganés ante la mirada de Rubén Castro, Dauda y Datkovic

Solo una acción polémica cuando transcurría el minuto 64 de partido pasará a la ‘historia’ de este encuentro. Una acción dentro del área del Leganés, con un control de Bodiger que fue a parar en primera instancia a la bota de Nyom y el rebote a su mano izquierda, fue señalada por el colegiado como penalti. Estaba todo preparado para que Rubén Castro lanzara la pena máxima cuando una vez más, el VAR se convirtió en protagonista. El árbitro, tras muchos minutos de duda y de ver la pantalla, decidió no validar el penalti pese a las continuas protestas tanto de los jugadores como de los aficionados locales. Pudo haber sido el único gol del encuentro (en el caso de que Rubén hubiera marcado), pero al final quedó solo en una más de los ‘señores’ que dirigen el VAR desde sus cómodos asientos y que se empeñan en dirigir un encuentro desde la pantalla. Tan lamentable como cierto.

Pese a que el árbitro señaló el penalti a favor del FC Cartagena en la segunda parte por manos de Nyom dentro del área, tras consultar con el VAR decidió no pitar la pena máxima

No obstante, sí que es cierto que el FC Cartagena, que solo presentó una novedad en el once inicial con respecto al equipo que jugó una semana antes en Ponferrada, tampoco hizo excesivos méritos para llevarse los tres puntos. Bueno, ni el Cartagena ni el Leganés. Solo destacar en la primera parte una parada de Marc Martínez (minuto 20) tras un remate de Arnaiz y el hecho de que los albinegros tuvieran a favor nada menos que cinco córners a favor y ninguno de ellos sirvió para nada. Fue un primer período insulso, malo, sin emoción… y todo ello conllevó a que al descanso se llegara con el empate a cero inicial.

Rubén Castro
Rubén Castro controla el balón ante la presencia de Nyom

Arrancaba la segunda parte con el deseo y la ilusión, al menos para los seguidores locales, de que cambiara el panorama, pero nada más lejos de la realidad. El guión siguió siendo el mismo y salvo la jugada anteriormente mencionada del penalti a favor del FC Cartagena y un par de acciones de escaso mérito para ambos conjuntos, todo acabó igual que empezó.

Ortuño, en un remate a la media vuelta dentro del área una vez transcurrido el minuto 90, tuvo la mejor oportunidad del conjunto albinegro, pero su lanzamiento fue desviado a córner por el meta madrileño

Sí que es verdad que en el tiempo añadido, Ortuño tuvo una ocasión de oro dentro del área a la media vuelta que el meta visitante mandó a córner y que poco después, Pablo Vázquez cortó perfectamente una jugada de ataque del Leganés que pudo haber sido muy peligrosa. Pero al final, y tal y como parecía que estaba escrito el guión inicial, Cartagena y Leganés sumaron un punto más y adiós muy buenas. No será, ni mucho menos, un partido para la historia.