SEGUIDORES | EL EQUIPO ASTURIANO TUVO SEGUIDORES EN EL CARTAGONOVA

Nico Suárez: “Estando trabajando en Valencia no me lo podía perder”

WhatsApp Image 2021-10-19 at 23.27.28
Nico Suárez: “Estando trabajando en Valencia no me lo podía perder”

El Sporting demuestra su historia a través de los seguidores que se dieron cita en las gradas del Cartagonova. No fueron muchos pero sirvieron de indicativo de la grandeza del club astur. Nico Suárez fue uno de ellos. Vino desde Valencia. Hablamos con él por el casco viejo de Cartagena y nos contó un poco su historia.

Nico Suárez es un joven seguidor sportinguista que trabaja en Valencia, en la fábrica que tiene la Ford en Almusafes. Lleva dos años trabajando en la multinacional norteamericana. Hace un año se quedó con las ganas pero en este no se lo pensó dos veces. Pidió el día libre en la fábrica y en poco más de dos horas se plantaba por la mañana en Cartagena. “He venido sólo, no conocía Cartagena y la verdad es que me está gustando mucho” nos decía mientras charlábamos por el centro de la ciudad.

015

Familias enteras de sportinguistas en las gradas del Cartagonova / Foto RAÚL VELASCO-UP PROJECT

Lo primero que nos pregunta es cómo lo está haciendo Berto Cayarga, uno de los ‘yogurines’ en la fábrica de Mareo. Le decimos que está cuajando su mejor te mporada donde es titular y se alegra. “Berto es un buen jugador y fue una pena que saliese de allí. Muchos de los que van a jugar hoy en el Sporting son amigos y compañeros suyos”.

Nos preguntó si se iba a llenar el Cartagonova a lo que le dijimos que no pero que habría una buena entrada. Su entrada le costó 18 euros por internet, en la zona del lateral Rambla. No conocía aún el Cartagonova aunque sí por referencias, sabiendo que era un estadio cómodo y coqueto. Y se lamentaba de los cinco años que lleva intentando el Sporting su regreso a la élite del fútbol español. “Estando trabajando en Valencia no me lo podía perder” nos dice antes de despedirnos. No hace falta decir que Nico se marchó triste hasta Valencia.

009

Los asturianos no estuvieron solos en Cartagena, pero les fallaron esta vez a sus seguidores / Foto RAÚL VELASCO-UP PROJECT