HABRÁ PÚBLICO EN PASARÓN

Una nueva borrasca pone a Galicia en alerta

Se esperan lluvias intensas, fuertes y vientos y grandes olas hasta este jueves. Podría afectar a la zona de Pontevedra y en consecuencia al partido que se disputará en Pasarón, dónde la gran novedad será que habrá público en las gradas

El público que acuda en la tarde/noche de este jueves día 18 a Pasaron deberán hacerlo teniendo en cuenta la nueva borrasca que amenaza Galícia. Aunque en esta zona están habituados pero es cierto que podría condicionar el desarrollo del partido, no así para los aficionados al estar completamente cubierto el reciente del coqueto estadio pontevedrés.

Sin título-1

Después de una breve tregua durante el fin de semana, las borrascas vuelven a la carga. Los efectos de la primera se percibieron ya este pasado lunes. Su centro de acción está situado al noroeste de Irlanda y presenta un extenso radio de acción. Será un día pasado por agua, sobre todo en el suroeste de la comunidad. De madrugada, el aire frío que llega detrás del frente podría permitir que nieve a partir de los 1.200 metros de altura.

Finalmente este martes la configuración atmosférica estuvo a medio camino entre lo que predijo el modelo europeo y el americano a finales de la pasada semana. Una borrasca con una presión en torno a los 970 milibares se sitúa entre la costa norte gallega y el sur de Irlanda. El frente que lleva asociado es bastante activo y, por tanto, se esperan precipitaciones intensas. La Agencia Estatal de Meteorología ha activado un aviso amarillo en toda la provincia de Pontevedra y en el oeste y el interior de A Coruña por acumulaciones de 15 litros por metro cuadrado en 1 hora. 

 Además, como el sistema de bajas presiones pasará cerca la comunidad, el viento también soplará bastante fuerte. La Aemet ha decretado un aviso de color amarillo en las cuatro provincias por rachas superiores a los 80 kilómetros por hora. Por su parte, MeteoGalicia destaca con naranja el litoral de A Coruña y A Mariña, donde los vientos llegarán, al menos, hasta los 100 kilómetros por hora. La situación marítima también estará bastante complicada. El mar de fondo que genera la borrasca ha obligado a activar un aviso naranja en toda la costa gallega por olas que podrían superar los seis metros de altura.

El miércoles por la tarde, después del paso del frente, y también el jueves –día del partido copero entre pontevedristas y cartageneristas-, la circulación del aire seguirá siendo de componente oeste, algo que asegura unas condiciones húmedas. El cielo estará cubierto y las lluvias pueden hacer acto de presencia en cualquier momento, aunque siempre con mayor probabilidad en las provincias de A Coruña y Pontevedra.