miércoles. 30.11.2022
PEDRO ALCALÁ ES SERÍA DUDA PARA JUGAR EN EL ‘CARLOS TARTIERE’ POR UN GOLPE EN LA RODILLA

El Oviedo llama a la puerta

Con nueve puntos en su casillero y en medio de la nada pero muy cerca de todo. Así es como espera este domingo el Real Oviedo a un Cartagena que, posiblemente, acuda con la baja inesperada de Pedro Alcalá por un golpe en la rodilla y con el alta del sueco Isak Jannson, quien ya estará recuperado de sus molestias. El equipo albinegro ha vuelto a la actividad este miércoles con la satisfacción del deber cumplido ante un Alavés al que mereció derrotar, a sabiendas también que el club astur llama a la puerta.

ALCALA
Pedro Alcalça duramteun entrenamiento reciente. Ahora depende del golpe que tiene en su rodilla

Aún no ha ganado el Cartagena actual en Oviedo desde su regreso a la categoría. Un empate que acabaría siendo milagroso en la primera jornada de la 20/21 que marcaba aquella mañana el inicio de la Liga. Solo la portentosa actuación de Marc Martínez, con paradas de mucho mérito, evitaron una derrota que se mascaba en el ambiente.

La pasada campaña fue un neto 2-0 con ‘penaltito’ incluido, aunque también es cierto que aquel día le salió al equipo de Carrión uno de esos encuentros malos que tuvo a lo largo de la Liga. El Oviedo nadaba entonces por arriba mientras los albinegros se debatian entre dos aguas.

Ahora todo se presenta distinto y después de siete jornadas transcurridas este Cartagena viajará hasta Oviedo con la moral a prueba de bombas, como suele decirse. El equipo ovetense, que esta temporada lo dirige Bolo, ex de la Ponferradina en las cuatro últimas temporadas, ha perdido dos de los cuatro partidos que ha disputado en su feudo, ante el Andorra por 0-1 en la jornada inaugural y el mismo marcador en la jornada sexta frente al Ibiza. El Levante empataría (1-1) y el Leganés es el único equipo que ha perdido hasta la fecha en campo ovetense por 1-0.

LA ILUSIÓN POR LAS NUBES

Los albinegros, de esta manera, viajan hasta Oviedo este sábado con la máxima ilusión aunque la baja de Pedro Alcalá puede ser una condicionante, algo inimaginable hace unos meses en los que el mazarronero no estaba, ni de cerca, en la misma forma que en la actualidad.

Su golpe en la rodilla puede apartarle, lo que obligaría a Luis Carrión a tener que echar mano de Pablo Vázquez, quien jugó los cuatro primeros partidos para quedar relegado a la suplencia en los tres últimos.

Otro que espera viajar con la moral a tope es el canterano Adrián Sanmartín, quien está que se sale tras su debut ante el Alavés. El chaval es el último as que el técnico cartagenerista se ha sacado de la manga y podría ser una de las bazas a tener en cuenta para este domingo. Al técnico cartagenerista no le ha temblado nunca el pulso a la hora de darle la alternativa a gente tan joven como Adrián que, ahora mismo, está que se come al mundo. Sólo hay que verlo entrenar.

Por todo ello ganar en feudo carballón sería tanto como dar un golpe de autoridad en uno de los equipos que han sido diseñados para luchar por la parte alta de la tabla. Si el Cartagena mantiene su nivel tendrá poco de extraño que regresen con saldo positivo.

Pero hay que tener en cuenta la igualdad existente ya que, de ganar los astures, se colocarían a un solo punto de los albinegros demostrando una vez más la tremenda igualdad que existe en esta Liga.

Carrión ya ha visto imágenes del Real Oviedo y estudia sus puntos débiles por donde hacer daño. Pero no hay que adelantar acontecimientos, de momento los asturianos llaman a la puerta y en el Cartagena se preparan.

EL OVIEDO REGRESA AL TRABAJO Y SOLO PIENSA EN EL EFESE

“Míster y plantilla, estamos con vosotros”. Ese fue el mensaje que pudieron leer los futbolistas del Real Oviedo cuando llegaron a El Requexón, la ciudad deportiva oviedista. La pancarta de ánimo, realizada por el Grupo Symmachiarii, indica a las claras que, a pesar de que la situación en la tabla no es ni mucho menos urgente, las dudas con el juego del equipo existen en el entorno azul. Y afición y jugadores quieren cambiarlo. 

La plantilla oviedista pisó el campo nº4 de la ciudad deportiva a las 11:00 horas, después de trabajar en el gimnasio. La gran duda se despejó pronto y Koba, que fue cambiado ante el Lugo por unas molestias musculares, no saltó al verde junto al resto de sus compañeros y es seria duda para el partido del domingo ante el Cartagena (Carlos Tartiere, 18:30 horas). El francés y el lesionado Borja Sánchez, al que todavía le quedan unas semanas de baja, fueron las únicas ausencias de la mañana. 

662x372a_26113314fdke6wrxoaaijgx
La plantilla ovetense ya trabaja pensando en el Cartagena / Foto Real Oviedo

La sesión de entrenamiento duró poco más de hora y cuarto y se centró, en su mayoría, a mejorar la posesión y el ataque posicional del conjunto oviedista. Primero con un partido con tres porterías pequeñas en cada fondo, y después con otro partido ya con dos porterías estándar, Jon Pérez Bolo insistió en un concepto claro en ataque: la profundidad.

Dicha profundidad podía ser aportada por diferentes jugadores y de diferentes formas, como cortes a la espalda de la defensa rival por parte de los laterales cuando los centrales tenían el balón. Si la posesión ganaba altura, los extremos -con especial atención a Viti- rompían por dentro. 

El Oviedo llama a la puerta
El usuario es responsable de sus comentarios. Se compromete a que no difamen, insulten, contengan información falsa, abusiva, pornográfica, amenazadora, que dañe la imagen de terceras personas o que infrinja alguna ley.
Sportcartagena se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados.
Comentarios