EL TÉCNICO LUSO SIGUE ESTANDO EN LA CUERDA FLOJA

Pacheta, el preferido en Almería si hubiera que sustituir al portugués José Gomes en el banquillo

Hasta la fecha Turki Al-Sheikh , el jeque árabe propietario del Almería. no había mantenido en el puesto a ningún técnico con tres derrotas consecutivas. Pedro Emanuel, Guti o Mario Silva fueron destituidos por menos. Y Pacheta es el nombre que más suena si hubiera que despedir al preparador portugués

José Gomes trabajando con los que aún es su equipo, el Almería
José Gomes trabajando con los que aún es su equipo, el Almería

José Gomes ha pasado los test PCR junto al resto del plantel y este miércoles se sentará en el banquillo para recibir la visita del recién ascendido Cartagena. El técnico portugués agotará de este modo su 'cuarta vida', dado que hasta la fecha Turki Al-Sheikh nunca había mantenido en el puesto a ningún técnico después de tres derrotas consecutivas. De hecho, el jeque saudí ni siquiera dio la oportunidad a sus predecesores de claudicar tres veces seguidas, ya que fueron destituidos antes con rachas menos lesivas.

Es lo que ocurrió con la primera apuesta de la nueva propiedad, el también luso Pedro Emanuel, cesado tras solo catorce jornadas con el equipo en el segundo puesto de la tabla clasificatoria por el hecho de encadenar una racha de cuatro empates y una sola victoria en cinco jornadas. La solución entonces fue apostar por José María Gutiérrez, que aguantó veintiún jornadas al frente del equipo. 

Si los almerienses sufren un nuevo tropiezo ante el Cartagena el técnico luso tendrá que ir preparando las maletas porque será despedido

Al madrileño le pesó el desconfinamiento y acababa viendo la puerta de salida tras firmar dos victorias (a domicilio) y dos derrotas (ambas en casa) en los cuatro partidos posteriores al parón impuesto por el coronavirus. Restaban apenas siete jornadas para el término de la fase regular y la directiva optó a la desesperada por volver a la vía lusa dándole las riendas a Mario Silva, que desempeñaba las funciones de director de la cantera rojiblanca. 

Su balance fue de tres derrotas, dos victorias y otros dos empates, quedando marcado por la igualada registrada en la última jornada ante un Málaga que ya no se jugaba nada, resultado que privó al Almería de afrontar el play-off de ascenso desde un privilegiado tercer puesto, cedido en última instancia al Real Zaragoza. Eso le costó el puesto a Silva y, sorpresa, el nuevo intento por lograr el ascenso a la desesperada trajo a otro portugués como inquilino del banquillo indálico.

En seis partidos al frente del Almería (incluyendo el playoff ante el Girona) el saldo de Gomes es de cinco derrotas y una sola victoria

Resulta curioso cómo se produjo toda la operación, no en vano José Gomes se bajó de un barco en marcha (tenía contrato en vigor con el Marítimo de Funchal) para subirse a otro proyecto con la singularidad de que firmaba para intentar subir a Primera en la promoción ante el Girona de Francisco. Pasara lo que pasase el de Matosinhos se garantizaba la continuidad en el curso 20202-2021 arrancando un proyecto propio, pero la eliminación ante el cuadro catalán a las primeras de cambio con sendas derrotas tal vez no fuera su mejor carta de presentación. 

La pretemporada le dio el margen necesario para dotar al plantel de sus señas de identidad y el modo en el que interpreta el fútbol, con el inconveniente añadido de hacerlo todo sobre la marcha por el incesante flujo de entradas y salidas en el mercado de fichajes. El arranque liguero en el Anxo Carro de Lugo fue ilusionante, practicando un juego vistoso que en cierta medida se mantuvo ante el Sporting pese a la derrota, pero que desapareció de un plumazo en la visita a Las Gaunas.

La mala imagen ante el Logroñés y el posterior mal partido en Las Palmas, unido todo a la marejada que las declaraciones de Petrovic desató en el vestuario, genera un caldo de cultivo nocivo para los intereses rojiblancos que si Gomes no lograse reconducir ante el Cartagena parece muy difícil que tuviera una quinta vida el sábado para recibir al Fuenlabrada. Los números no respaldan al técnico, que en seis partidos al frente del Almería solo ha podido sacar uno adelante, perdiendo los otros cinco. 

LA PANDEMIA QUE CAMBIA LOS TIEMPOS

La pandemia ha cambiado los tiempos y tal vez por ello Gomes haya ganado esta vida extra, ya que los protocolos sanitarios para pasar las pruebas PCR 48 horas antes de cada jornada hacen que el margen de movimiento para los directivos sea muy limitado, pero el teléfono de Mohamed El Assy echa humo estos días con los ofrecimientos de los agentes de entrenadores.

Cabe esperar que la paciencia dé resultado por una vez o que, de lo contrario, dejen al margen las apuestas más o menos exóticas para decantarse por un entrenador que conozca a fondo las peculiaridades de la categoría. El mercado los tiene, sin ir más lejos a uno, Pacheta, que logrando un ascenso no ha podido entrenar este curso en Primera y por el que Alfonso García suspiró varias temporadas. 

(Fuente: Diario de Almería)