ES DEFENSA, JUEGA DE LATERAL Y CENTRAL Y TIENE 30 AÑOS

Pedro Orfila, otro que prefiere cambiar al Real Murcia por el Cartagena

El asturiano Pedro Orfila, hasta ahora defensa que ha jugado como lateral y como central en el Murcia, se ha convertido en el noveno fichaje del Cartagena. Ha firmado por dos temporadas. Con su llegada el equipo albinegro da por zanjada la línea defensiva a falta de la contratación imprescindible de dos pòrteros de garantías, uno veterano y otro sub 23

Orfila llega para apuntalar la zaga albinegra/Foto: Real Murcia
Orfila llega para apuntalar la zaga albinegra/Foto: Real Murcia  

Orfila viene a Cartagena para aportar su experiencia y nivel como futbolista a la entidad albinegra en la lucha por cambiar de categoría a final de la temporada. Se trata de un defensor que puede jugar indistintamente como defensa central o como lateral derecho.

Es un jugador de equipo que también destaca en su fortaleza en el juego a balón parado. Con su fichaje, Gustavo Munúa se asegura versatilidad y jerarquía en una zaga, que ya cuenta con futbolistas de calidad y experiencia contrastada, según el comunicado oficial que envía el Cartagena.

Orfila procede del Real Murcia, equipo al que ayudó sumando la nada despreciable cifra de cinco goles, siendo un fijo en las alineaciones de sus entrenadores. El asturiano, este verano, es el segundo futbolista en cambiar a camiseta grana por la blanquinegra, después de Sergio Jara. Orfila es un jugador polivalente, muy válido para la defensa, y llama la atención que en el Murcia no hayan querido contar con él a pesar de disputar más de 40 partidos como titular y marcar 5 goles.

Además de Orfila, que supone el noveno fichaje en lo que llevamos de verano, el Cartagena se ha renovado la plantilla con Sergio Jara, Antonio López, Fito Miranda, Igor Paim, Sergio Ayala,  Álvaro Quijeiro y los sub-23 Jesús Carrillo, Igor Praim y Juan Moreno, nueve de momento a falta de los dos porteros y un medio centro con los que, en rincipio, debería de quedar cerrada la plantilla hasta el mercado de invierno en dónde siempre hay bajas y altas.