ADEMÁS DE EQUIVOCARSE CON LA EXPULSIÓN DE CORDERO

Pésimo el arbitraje de Díaz de Mera que acabó siendo decisivo al perdonar dos expulsiones a los catalanes

Se lució el paisano de Jesus Limones. El de Daimiel, Isidro Diaz de Mera Escuderos, el colegiado del partido, acabó siendo decisivo. Primero por perdonar sendas tarjetas rojas a los catalanes y después al dejar con diez jugadores al Cartagena tras equivocarse con la expulsión de Cordero

Díaz de Mera no pudo tener peor actuación en su debut en el Cartagonova. El colegiado castellano.manchego perdonaría primero la expulsión a dos futbolistas del Girona. Un claro codazo a Elady y una tarascada tremenda a Willians fueron merecedoras de algo más que las tarjetas amarillas que vieron Calavera primero y el recién salido Gumbau después.

776Después se equivocaría gravemente al mostrarle a Miguel Ángel Cordero la segunda tarjeta amarilla en el minuto 87, lo que suponía dejar al Cartagena con un futbolista menos, que después sería decisivo en la prórroga. También dio cuatro minutos de tiempo añadido sin demasiada justificación porque en la segunda mitad no se perdió tanto tiempo para ello.

Al final el castellano manchego tuvo que salir escoltado por la Fuerza Pública, una imagen que hacía mucho tiempo que no se veía por las escalerillas de acceso a los vestuarios. Su cara circunspecta lo dice todo. Mala, muy mala su actuación, perjudicó notablemente al Cartagena incidiendo en el resultado..