DIRIGIO A LOS BLANQUINEGROS EN LA 2007/2008

Pichi Lucas, la vuelta de todo un ilustre de los banquillos de Segunda B diez años después

Una década ha tardado Pichi Lucas en volver a sentarse en un banquillo del Cartagonova, en este caso el visitante. El técnico leonés dirigió a los albinegros desde diciembre de 2007 hasta mayo de 2008. Una etapa en la que llegó a rozar la fase de ascenso y dejó numerosos amigos. Ahora ha vuelto para dar un buen disgusto a la parroquia albinegra

Pichi Lucas en su vuelta al Cartagonova. Genio y figura. Foto: RAUL VELASCO/SPORTCARTAGENA
Pichi Lucas en su vuelta al Cartagonova. Genio y figura. Foto: RAUL VELASCO/SPORTCARTAGENA

A Pichi Lucas hemos tardado la friolera de una década en volver a verle sentado en el banquillo del Cartagonova, aunque en este caso haya sido en el visitante destinado al Jumilla. Porque, para quien no lo recuerde, este leonés de pura cepa pero afincado muchos años en Vigo, durante una etapa de su vida fue técnico de aquel FC Cartagena que iba un poco a la deriva y que estuvo muy cerca de enderezar su rumbo. Una derrota inesperada en casa con el Melilla (1-2), otro 0-0 previo con el Puertollano y un 3-3 definitivo ante el Mérida dejaron a aquel Cartagena sin un premio que le llegaría un año más tarde en Alcoy.

·Eran los tiempos de jugadores tan buenos como el meta Caballero, hoy en día triunfando en el Barcelona de Guayaquil (Ecuador), o los Orlando, David Charcos, Ormazábal, Alcántara, Carlos Carmona hoy en el Spórting de Gijón, el capitán Sívori, Molist o los históricos Mariano Sánchez o el vasco Ander Lafuente, todos ellos buenos futbolistas que se quedaron en la orilla de aquel playoff que no llegó.
Pichi Lucas, lo sabemos porque lo hemos hablado muchas veces con él, disfrutó con aquel equipo y con aquella etapa dirigida por el inefable Paco Gómez ‘El Paloma’, el mismo que casi no dejaba vivir a sus entrenadores aunque con Pichi Lucas hubo suerte porque lo respetaría hasta el final.
El leonés habría querido renovar pero ‘El Paloma’, ahora desaparecido en combate para el fútbol, no le quiso y prefirió apostar por Fabri González, aquel gallego que acabaría siendo parte importante en la formación de la plantilla del ascenso final en El Collao, aunque acabase siendo Paco Jémez el que coronaría con éxito la campaña.
El caso es que a Pichi hemos tenido la ocasión de verle nuevamente por la rambla de Benipila y él ha podido saludar a unos cuantos de aquellos amigos que dejó a su paso por el Cartagena. Siempre lo ha dicho, que le gustaría volver.
De momento lo ha hecho como visitante y, resultado al margen, siempre resulta agradable saludar a viejos amigos y mejores personas. Pichi, en la sala de prensa del estadio cartagenerista, acabaría echando un par de capotes a los blanquinegros, alabando a Monteagudo y asegurando que los albinegros tienen un grandísimo equipo. En el Jumilla ha hecho un trabajo fantástico y en Cartagena se le recuerda con agrado a pesar del 2-2. Que conste en acta.