EN UN COMPÁS DE ESPERA E INCERTIDUMBRES EN TORNO AL FC CARTAGENA

Una de las pocas alternativas a Paco Gómez se llama... Cartagena Efesé, sin deudas

Nadie va a adquirir así por las buenas el FC Cartagena a Paco Gómez en las actuales circunstancias. Un informe del periodista F.J. Moya centra su valoración al día de la fecha en un millón de euros.  A Gómez le corresponde reflotar el club y seguir adelante. Pero, ¿cómo? ¿Con...
Nadie va a adquirir así por las buenas el FC Cartagena a Paco Gómez en las actuales circunstancias. Un informe del periodista F.J. Moya centra su valoración al día de la fecha en un millón de euros.  A Gómez le corresponde reflotar el club y seguir adelante. Pero, ¿cómo? ¿Con idéntico comportamiento personal que ha llegado a cansar a la afición por sus determinaciones? Así no va a generar ilusión en los aficionados.
 
Alternativas a Paco Gómez, futbolísticamente, no abundan en Cartagena. Hay dinero en las cuentas de empresarios solventes  pero no quieren riesgos en el planeta del fútbol. Altruistas por el fútbol hubo pero en presente todos huyen. El único valiente ha sido y es (todavía) PG, que se cree con derecho a desconcertar en su entorno.
 
{sumario:La SAD del Cartagena, un traje a medida de Paco Gómez :sumario}Los aficionados, la Efesemanía no tienen parte societaria en la SAD. Ya se encargó PG de colocar la acción en 77.000 euros. Son moralmente seguidores, sufridores pero sin más derecho que el de ejercer crítica. No hay más. Todas las presiones de los peñistas, sin duda con las mejores intenciones, pueden ser atendidas por el dueño de la SAD, pero siempre que él quiera. Es cuestión de talante. Y de forma de ser. Ahora ya se ve que no quiere. Pero, ¿querrá mañana o pasado mañana? ¿Con qué pie se levantará el dueño?
 
Una afición que por paradoja ha ido creciendo en calidad y en cantidad en la etapa de PG con la solvencia económica del empresario. Principalmente desde 2009 con el nacimiento de la Efesemanía,  que está siendo dinamitada en sus cimientos pero que mostrará sus valores si es capaz de resistir.
 
Una primera temporada de ensueño, rozando el ascenso a la Liga de las Estrellas con el trabajo de JIM y sus colaboradores, una segunda en tono menor y con cambio en la dirección deportiva en la tercera, a cargo de Quirantes, de desastre consumado con el descenso a Segunda B.
{sumario:Dieciocho entrenadores pasaron por el FC Cartagena en la etapa del de Jacarilla :sumario}Y ahora el fiasco del descalabro final de la eliminatoria con el Caudal de Mieres, pocos días después de que el dueño y dictador decretase el sorprendente despido del entrenador Pacheta y la contratación de un relevo, José Miguel Campos, al que no pudo o no supo legalizar federativamente. Ya son 18 los preparadores que han pasado por la historia albinegra de la mano de Paco Gómez.
 
Y después de la tempestad del 9 de junio en el estadio Cartagonova, con el 0-1 ante los asturianos mineros, los gritos a coro de la grada pidiendo la marcha de Paco Gómez como presidente y pésimo gestor en fútbol, que no en otras facetas de su vida empresarial,  han desencadenado que el dueño de la SAD coja un rebote de alto calibre y se congele cualquier atisbo de salida adelante. Aparece la incertidumbre. Y la amenaza del poderoso empresario, que se contradice y llega a lanzar en las últimas horas la especie (digna de la mejor versión de Pinocho) de que mes y medio antes del play off sus jugadores le pidieron un millón de euros como prima. Algo que los futbolistas no reconocen haber solicitado.
{sumario:Es cierto, y muy cierto, que en diez campañas nunca hubo problemas con la AFE con PG:sumario}Pero si Gómez Hernández 'El Paloma' se supone está sumido en un enorme disgusto, la afición en mayoría también lo está con la misma actitud del dueño al que ya no se le ríen las gracias. Aunque ha puesto mucho dinero (oficialmente no se sabe porque como SAD no tiene que dar cuentas a nadie, excepto al fisco).
 
La alternativa que buscan los aficionados, la más directa, pasa por colocar en la tribuna de las prioridades al Cartagena FC, el de la patente Efesé, que por paradoja es filial. Ya está en Tercera afortunadamente. Todo sería cuestión de tomar el protagonismo y de comenzar a enganchar a la masa de seguidores decepcionados por la actitud de Paco Gómez, con el que el futbol local no ha tenido problemas con la AFE porque todos fueron resueltos a golpe de talonario, lo que se valora en su justa  medida como una parcela altamente positiva, pero también es algo que no da derecho a la humillación de los ciudadanos a los que gusta el fútbol y de los que se ha distanciado por sus gestos.
Así las cosas el plan B pasaría por aglutinar las ayudas y los esfuerzos en el Efesé de Tercera, del que es presidente José Gómez Meseguer, quien ha formado un imperio del fútbol base en el Polígono Beaza. ¿Estaría él dispuesto a dar un paso al frente en este sentido? Sería un paso histórico, meditado y tendría que producirse con la bendición política del Ayuntamiento de Cartagena, que en la medida de sus posibilidades no ha dejado de ayudar a la SAD de Paco Gómez porque en ella se encarna el primer club de la ciudad. El Consistorio no puede inhibirse en este caso. Demasiado hace volcando el dinero de contribuyentes en una de las empresas privadas de Paco Gómez, con las contraprestaciones de los desplantes y sus salidas de patas de banco.  
 
{sumario:Pepe Gómez Meseguer se desdice ahora de unas declaraciones en La Verdad hace 5 años :sumario}En 16 de marzo de 2008, José Gómez Meseguer fue entrevistado en La Verdad por Guillermo Jiménez y dejó claro que el Cartagena FC estaba en condiciones de ascender. Confirmó Gómez Meseguer la existencia de una deuda contraída con la Seguridad  Social en torno a los 300.000 euros.
 
 
Pero en cuestión de pocos días el informador cartagenero Ricardo García recoge unas declaraciones del propio José Gómez Meseguer por el que éste no sabe "por qué dijo hace cinco años lo que dijo", prácticamente desdiciéndose de lo que declaró a La Verdad. Incomprensible.
Si es así que no existe deuda por parte del "Cartagena de toda la vida", el camino estaría allanado. No queremos decir aquí y ahora que se deba hacer o no, pero fríamente considerada es una opción con la que poder contrarrestar el estado de prepotencia, en sintonía con un estado dictatorial, en el que está instalado Paco Gómez.
 
 
La existencia del proyecto de Paco Gómez dejó orillada la posibilidad de que se llevase a cabo ese relanzamiento del club que cayó en el pozo por culpa de las deudas...que ahora se dice no existen.. Pero en la actualidad toma vigencia esa alternativa de dejar que el de Jacarilla siga manejando el club a su antojo, llamando 'chorizos' a los que le critican y sembrando la incertidumbre.
Falta conocer si todo el mundo está o estaría por la labor en Cartagena.
 
Se hace imprescindible que Paco Gómez Hernández se sincere de verdad y deje de dar bandazos de una vez.