EL DOMINGO 24 ACUDIRÁ AL CARTAGONOVA CON LOS SERONES EN PUESTO DE DESCENSO

El exalbinegro destacó en el derbi frente al Don Benito, que empató en el minuto 90

Poley con el Villanovense en un partido de Liga. / EL PERIÓDICO DE EXTREMADURA
Poley con el Villanovense en un partido de Liga. / EL PERIÓDICO DE EXTREMADURA  

Si en el reciente derbi extremeño Villanovense-Don Benito (1-1), localidades separadas por siete kilómetros, hubo un protagonista éste fue Poley,  sanluqueño ex jugador del Cartagena. El también ex lorquino acudirá el próximo domingo 24 con el conjunto serón a disputar la final de turno frente al líder del grupo. Porque Poley fue autor de un gol de bandera, a balón parado, ante los dombenitenses a los 13 minutos y en el minuto 55 pifió en el lanzamiento de un penalti

El Villanovense, que el pasado domingo en el 'Romero Cuerda' se creía ganador durante 92 minutos, en la prolongación recibió un 'palo' al ver cómo Gonzalo Barroso obtenía el empate en el 90+3.  Era el primer gol que conseguía el canterano Barroso. Consecuencia: el conjunto bajó  a la posición de descenso con la que acudirá el venidero fin de semana a dar la batalla en Cartagena. No les queda otra, del mismo modo que el líder herido no tiene más opción que volver a la normalidad que ha sido la tónica en su extraordinaria campaña.

IIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII

JULIO COBOS SOLO LE GANÓ UNA VEZ AL CARTAGENA Y FUE CON LA BALONA

Julio Cobos

Julio Cobos, entrenador del Villanovense en una segunda etapa.

Son ya nueve los partidos en los que el técnico del Villanovense se ha enfrentado al Cartagena con diferentes equipos (tres) y solo una vez ha tenido la suerte de vencer. Entrenaba entonces Cobos al Linense y su club consiguió un 2-0 en La Línea. El cotizado 'Stoichkov' y Gato, que fue cartagenerista el año de la salvación en Las Palmas con Palomeque en la banda, hicieron los goles al equipo de Monteagudo. En la vuelta se produjo empate 1-1 en el Cartagonova.

Con Pacheta, el Cartagena  superó al Cacereño de  Julio Cobos en 2012-13 por 1-2 en la ida y por 2-0 en la vuelta.

Y en el presente curso los blanquinegros empataron en el Romero Cuerda (1-1) un partido en el que el éxito total pudo ser cartagenerista.

IIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII

Tres mil espectadores registraron las gradas en el Villanovense-Don Benito, el no va más en la comarca. Un encuentro de alto nivel entre vecinos en el que Poley aportó lo mejor  lo peor y comenzó a tejer la tarde fe fiesta que luego se torció con la pérdida de dos puntos. Acertó en el lanzamiento de un castigo  que batió a Leo Santos en un buen comienzo de encuentro, pero cuando tuvo la oportunidad de establecer el 2-0, Poley tropezó con la mala suerte de que el mismo Leo Santos, compatriota de Joao Costa y sub 23 como éste, detuvo el penalti.

MOUSSA CÁMARA EN EL VILLANOVENSE

Para más inri llegó el 1-1 que inicialmente dejó groggy al equipo verde e hizo sufrir a su afición que no hace mucho tiempo vio a su club jugar por el ascenso a Segunda División. Un equipo que este curso camina en el filo de la navaja con quince jornadas en posición de descenso a Tercera, aun no teniendo mala plantilla para sufrir tanto. En ella se integró el pasado invierno el delantero guineano Moussa Cámara, que jugó en el Cartagena cedido por el Leganés. Para los albinegros firmó 6 goles  en una treintena de actuaciones y su rendimiento tuvo de todo pero de manera elemental dejó marca negativa por los 7 minutos que salió se supone a jugar en el Cerro del Espino, en Majadahonda, donde su club se jugaba la vida y él dio la sensación de tomarse ese tiempo como una pachanga.

Moussa, guineano de 23 años,  fuerte y atlético delantero pero todavía sin pulir, ha jugado esta campaña 2018-19 la primera vuelta en el Salamanca, en Segunda B, con una aportación de tres goles para los charros, con los que fue compañero de un  Owussu que está entonado y ya cuenta con 10 tantos,  pero en el mercado de invierno Moussa salió disparado hacia Villanueva de la Serena donde hasta la fecha ha conseguido un gol y no se puede decir que sea titular. De hecho el pasado domingo relevó a Carrasco hacia la mitad de la segunda parte.

Anecdóticamente mientras el entrenador mazarronero José Miguel Campos estuvo en  el banquillo  salmantino  (seis primeras jornadas), Moussa jugó siempre. El equipo perdió tres partidos, el primero de ellos en Fuenlabrada por goleada (5-1), empató  dos y  solo ganó al Adarve y los exigentes dirigentes del club no tuvieron paciencia con el técnico.

Moussa Camara

Moussa Cámara, en el Villanovense tras salir de Salamanca.

El rendimiento de Poley en las filas seronas, hoy con 27 años de edad, sí es de los más entonados. Había llegado desde el Alcoyano donde no tuvo mucho protagonismo, una vez que salió del Cartagena en invierno con el bagaje de cero goles después de once partidos. En El Collao solo marcó un tanto. Lejos estuvo el andaluz de sus mejores campañas  en el Lorca.

En su actual  equipo juega el central murciano Espín, de 34 años, que cumple su cuarta campaña en Villanueva de la Serena y llegó a actuar en el Ciudad de Murcia de Quique Pina,  y dos futbolistas en ataque que fueron lorquinistas como el goleador Carrasco, también ex UCAM Murcia y ex Águilas, y Pedro Montero, que jugó en Segunda B con Manolo Palomeque de entrenador en el 'Artés Carrasco'.

MOYITA, EX VILLANOVENSE CON JULIO COBOS

En la acera hay un cartagenerista, Moyita, que jugó en el Villanovense con el actual entrenador Julio Cobos en la mejor campaña de los villanos en la categoría, en 2014-15: quedaron en el 4º puesto y se enfrentaron en el playoff al filial del Athletic Bilbao, una eliminatoria en el que el jugador sevillano actuó en la vuelta en San Mamés durante 7 minutos. Fueron eliminados, pues el 2-1 de la ida fue barrido por el 2-0 en terreno bilbainista.

tertulia_opt

Poley con el murciano José Antonio Espín, cuatro campañas en el Villanovense. / VILLANOVENSE CF

Aunque situado en plaza de descenso el inminente rival del Cartagena es de los equipos que no se dejan avasallar en sus desplazamientos. Aún no sabe lo que ganar fuera de casa pero ha empatado 7 veces (en Melilla y en La Condomina, por ejemplo, ante dos conjuntos de playoff) y  en casi todas las derrotas ha hecho sudar la camiseta a los locales. El panorama de las nueve finales que tiene enfrente es desigual pero ojo que los cuatro partidos definitivos son de aúpa si no cambian las circunstancias. Y si de inmediato no mete puntos en su granero lo pueden terminar mal. La Liga la cerrarán el 19 de mayo en Huelva, y en la penúltima ronda tienen un partido en casa con el At. Sanluqueño, después de haber salido a Sevilla (Ciudad Deportiva) y una jornada antes, la 35ª, haber recibido al Melilla en el Romero Cuerda. Nada se puede aventurar pero se prevé un final de competición de infarto.

Así las cosas el Cartagena tomará medidas para que no salte ni media sorpresa la próxima jornada en su envite con los serones en un partido en el que no podrán participar dos de los titulares de Munúa: el portero Joao Costa y el 'pichichi' Elady Zorrilla en base a que el primero fue expulsado en El Palmar y el segundo acumuló tarjetas amarillas con la que vio en el mismo campo.