DESDE QUE ARRANCÓ LA LIGA

Primer partido a domicilio que los seguidores albinegros no pueden seguir a su equipo por ninguna televisión

Finalmente, el partido de VIllanueva no se pudo seguir por la pequeña pantalla
Finalmente, el partido de VIllanueva no se pudo seguir por la pequeña pantalla  

El de Villanueva era el partido número seis fuera de casa y el primero que la afición albinegra no puede seguirlo en ninguna televisión. Por increíble que pueda parecer

Los seguidores del Cartagena, que pueden contarse por miles, tuvieron que conformarse con seguir el partido de Villanueva como buenamente pudieron, muchos de ellos prefirieron el sistema de seguir el encuentro minuto a minuto desde SPORTCARTAGENA gracias a los acuerdos que tiene con distintos medios fuera de casa. Los hubo también quienes prefirieron la señal de algunas de las emisoras que estuvieron dando información en directo. Pero poco más.

Parece increíble que en pleno siglo XXI y con la tecnología tan avanzada que existe a una comarca como la de Cartagena, que probablemente rebase las 400.000 personas, se le niegue la posibilidad de poder seguir al primer equipo de esta zona tan importante de la Región el partido de su primer equipo futbolístico, con siete mil abonados a sus espaldas.

En Don Benito fue la plataforma Footters TV previo paso por taquilla, la 7 TV se encargaría más tarde de los partidos en los feudos de Huelva, Jumilla y Sevilla Atlético y la televisión local de Málaga 101 TV –excelente transmisión aquella- hizo lo mismo con el Malagueño-Cartagena, obviando que Melilla TV ofreció el choque en casa del Cartagena-Melilla.

En esta ocasión el Cartagena, por los motivos que sea, es el gran olvidado por las distintas plataformas y televisiones y llama la atención que Footters TV, con 16 retransmisiones de Segunda B en esta jornada, se haya incluido de programar el partido del Cartagena fuera de casa. Será las consecuencias, una vez más, de estar en Segunda B o, peor aún, que siempre o casi estamos a vueltas con la misma historia y es el seguidor cartagenerista el que acaba pagando este olvido.