Primero ganar; luego corregir y jugar bien

Muchos son los comentarios que han surgido tras el triunfo del Cartagena en Zaragoza, criticando sobre todo el juego de los cartageneristas. Luis Carrión fue el primero en decirlo tras el partido, que no le había gustado su equipo, tampoco el equipo de JIM y que, a pesar de ganar, no estaba contento porque hay que trabajar muchas cosas para mejorar el juego de los albinegros. Y ahí vamos, que nosotros somos de los que preferimos ganar primero y tratar de jugar bien después. Pero que nadie olvide que estamos en Segunda y que este Efesé ni es el Barça ni tampoco el Bayer Munich. Solo es el FC Cartagena. Que también es mucho en el sentimiento de muchos blanquinegros de toda la vida.

La palabra ‘mierda’ (con perdón) la tuvo que emplear Luis Carrión varias veces en los primeros compases de su rueda de prensa post partido. Y no le falta razón. Si el equipo juega bien y gana, malo. Si juega mal y gana, peor, el caso es que nunca se está de acuerdo con lo que se tiene.

Con todos nuestros respetos a quienes no opinen como nosotros pero aquí siempre hemos dejado muy clara nuestra posición: primero ganar y luego, sí se puede, jugar bien, que tiempo para la mejoría siempre hay. Los puntos es lo más importante de todo o ¿Qué creéis? Que en el mes de abril o de mayo, cuando todos los equipos aprieten ¿alguien se va a acordar de que este Cartagena jugó mal aunque ganó?

E-EVcYcWEAIwQDM

Lo primero de todo es ganar, que para eso se compite. Es verdad que si sigues jugando mal eso termina pasando factura. Antes o después, pero lo pagas. Sepamos lo que vale un peine y que es mucho mejor ganar jugando mal que perder jugando bien. Y de eso ya tenemos algunas a lo largo y ancho del tiempo. Nosotros creemos que Luis Miguel Carrión ya lo ha detectado y que sabe muy bien lo que hace. Lo ha demostrado. Hoy por hoy, el objetivo del Efesé sigue siendo la permanencia y hasta que no se logre no estaremos tranquilos.

Pero por favor, no seamos lelos y nos creamos lo que no somos. Ahora, con la llegada del japonés Okazaki podemos dar un paso al frente, pero con pasos firmes, cortos y seguros. Más vale esto que seguir contando derrotas.