TODOS PENDIENTES DE LA RECUPERACION DE ZURUTUZA ANTE EL CARTAGENA

El problema realista está en la media punta

El periodista Jorge Mendiola considera que en la plantilla hay varios futbolistas que pueden actuar por detrás del delantero. Emilio Nsue, Carlos Bueno, David Zurutuza, Sergio Rodríguez, Xabi Prieto, Antoine Griezmann, Mikel Aranburu... Todos ellos han tenido minutos por el centro, con desigual resultado.Zurutuza destacó en verano en esa zona...
El periodista Jorge Mendiola considera que en la plantilla hay varios futbolistas que pueden actuar por detrás del delantero. Emilio Nsue, Carlos Bueno, David Zurutuza, Sergio Rodríguez, Xabi Prieto, Antoine Griezmann, Mikel Aranburu... Todos ellos han tenido minutos por el centro, con desigual resultado.

Zurutuza destacó en verano en esa zona del campo, pero se lesionó en el amistoso contra el Real Madrid (0-2) y Nsue empezó la Liga como titular en Las Palmas (1-1). A su derecha estaba Xabi Prieto y a su izquierda, Johnatan. Cuajó un gran partido. Le anularon un gol legal por presunto fuera de juego y fue objeto de penalti, acción que el árbitro no castigó a instancias de su asistente.

El mallorquín acababa de incorporarse a la disciplina txuri urdin tras su participación en los Juegos del Mediterráneo y necesitaba ponerse en forma, por lo que Lasarte le dio descanso una semana después. Bueno entró en el once contra el Murcia (0-0), alternativa que tampoco pareció convencer al entrenador.

En la tercera jornada, el elegido para la mediapunta fue nuevamente Nsue. La Real ganó 1-2 en Tarragona, con goles de Agirretxe, indiscutible en ataque, y el propio Bueno, saliendo desde el banquillo en sustitución del usurbildarra.

Sergio se estrenó en la cuarta fecha, contra el Girona en Anoeta (2-2). Los catalanes se adelantaron en dos ocasiones en el marcador y la Real jugó a remolque hasta lograr el empate con dos tantos de Agirretxe, el tercero y cuarto de su cuenta particular. La reacción blanquiazul se produjo con el ingreso en cancha de Aranburu y Bueno.

Sergio repitió contra el Huesca (2-0), un encuentro para el que Lasarte apostó por Aranburu y Elustondo en el doble pivote. El riojano aporta cualidades que escasean en el vestuario, como visión de juego y último pase. Un derechazo de Griezmann encarriló la victoria. Zurutuza reapareció a falta de media hora y a Lasarte se le abrió el cielo.

EL MEJOR ENCUENTRO FUE EN SORIA
Con su mejor mediapunta al fin en acción, la Real cuajó quizás su partido más brillante del año. Fue en Soria (1-3), donde el Numancia sucumbió a los goles de Zurutuza y Xabi Prieto. La presencia del de Rochefort ayudó a que Agirretxe encontrara un compañero cercano al que ceder el protagonismo anotador. Ese día se lesionó Elustondo, fijo hasta entonces en la medular.

Su ausencia no se notó siete días más tarde, contra el Salamanca en casa. Con Zurutuza en acción, el equipo podía asumir ciertos riesgos sin que peligrase su equilibrio. Los goles de Griezmann y Agirretxe liquidaron a los charros en apenas tres minutos. Anoeta fue una fiesta.

El estado del césped del Ciutat de Valencia impidió a la Real desarrollar su fútbol en la jornada siguiente. Xabi Prieto, Zurutuza, Griezmann y Agirretxe formaron el cuarteto ofensivo, pero el balón no circulaba como debía y la primera derrota liguera cayó desde el punto de penalti. La irrupción postrera de Nsue -ya de regreso del Mundial sub 20 de Egipto- no evitó el triunfo del Levante.

ROTURA MUSCULAR DE ZURUTUZA
Los problemas para Lasarte empezaron a agravarse en el choque contra el Córdoba (1-0), cuando Zurutuza sufrió una rotura muscular de la que aún convalece. Se retiró en el descanso y, aunque Nsue salió en su lugar y resolvió con un cabezazo, la ausencia del canterano ha mermado el potencial ofensivo del equipo.

El primer compromiso sin el joven centrocampista se saldó con una goleada en el Rico Pérez (5-1). Lasarte reforzó la medular con Aranburu como falso mediapunta en un dibujo cercano al 4-3-3, para lo que sacrificó a dos hombres básicos como Agirretxe y Griezmann.

Desde entonces, las pruebas del técnico han sido continuas, sin obtener el éxito esperado. Contra el Recreativo de Huelva (1-0), el intercambio de posiciones entre los integrantes de la línea de tres fue constante. Por detrás de Agirretxe pasaron Xabi Prieto, Griezmann, Nsue y Sergio. Fue éste último, cuando el tiempo se echaba ya encima, el que acertó a conectar con la perla borgoñesa para inventar la jugada del gol.

La victoria no ocultaba las dificultades que tenía el equipo para llevar el balón desde la defensa a la delantera, situación que se agravó este sábado en el Carlos Belmonte (0-0), donde Sergio y Bueno se repartieron los minutos.

Zurutuza volvió ayer al grupo al grupo y probará su estado de forma durante la semana. Si la pierna le responde, Lasarte no dudará en incluirle en el once contra el Cartagena. La Real necesita un mediapunta con fútbol y él lo tiene. «Me he encontrado cómodo. Es el primer día y no sé si llegaré a tiempo. Me tengo que ver, coger confianza y que el míster también me vea. Es pronto para decir algo», explicó el potrillo tras una sesión matinal que completó con sensaciones positivas.

Volvió a rebelarse contra la persecución de las lesiones. «Queda mucha Liga y ya veremos si soy o no un jugador de cristal. Es algo a lo que no le doy importancia, aunque creo que los hechos me dan la razón».

En los minutos que ha pisado césped se ha confirmado como un futbolista vital para el equipo. «Me veo con confianza, pero llevamos una buena racha y no creo que sea imprescindible». Su juventud le obliga a crecer cada día. «Todavía no he hecho nada. Sólo he disputado cinco encuentros, tengo 23 años y me queda muchísimo futuro por delante».

EL DOMINGO HAY MUCHO EN JUEGO
La visita del Cartagena aparece en el horizonte como una oportunidad para dar un golpe de autoridad en la tabla. «Es un buen partido para jugar y ganar. Ellos tienen buenos jugadores, con nombre, y veremos de lo que son capaces. Será un choque bonito, contra el líder y con mucho en juego».

No teme al inusual horario del partido. «Ojalá borremos la sensación de caraja que dejamos en el Rico Pérez, donde también jugamos a mediodía».