ENTRENADOR DEL CÓRDOBA CF

"El Cartagena tiene una plantilla y un potencial realmente bárbaro"

Raúl Agné, el entrenador del Córdoba, se encuentra en el candelero, si no en la picota. Sectores de  la afición del Nuevo Arcángel lo critican con dureza.  El 24 de octubre el de Mequinenza relevó a Enrique Martín en el banquillo pero el equipo blanquiverde no llega a carburar. Sigue con posibilidades de ser uno de los del playoff y el domingo quiere enmendar ante el Cartagena todo lo mal que lo hizo ante el Algeciras (0-1)

Raúl Agné. / DIARIO DE CÓRDOBA
Raúl Agné. / DIARIO DE CÓRDOBA  

En la rueda de prensa de este viernes 6, previa al partido del domingo, Agné ha comentado que para superar la prueba del Cartagena a su equipo debe mejorar. "Tenemos que estar contundentes en las áreas, que es algo que no conseguimos hacer frente al Algeciras", ha declarado. El preparador resta carga negativa al reciente tropiezo.

 Agné dice que hace una semana "se me preguntaba si renovaría y ahora si me van a echar.  Hay que tener tranquilidad porque estoy convencido de que "esto va a acabar bien" .

Piensa en el fondo que cuando haya que dar el todo por  el todo para vencer en los momentos clave, ahí estará el Córdoba. Del encuentro de este domingo espera una lucha muy igualada en el rectángulo. No cree que el Cartagena acuse excesivamente las bajas anunciadas de Cordero, Araujo y otros porque "tienen una plantilla y un potencial bárbaro, con un Carrasquilla por encima del nivel de la categoría". 

El batacazo ante los algecireños todavía duele en el cordobesismo.

"La del pasado domingo era una derrota que no esperábamos ni queríamos, que llegó en un momento que no deseábamos. Pero más allá de eso, lo que dije es que esto continúa. Hace una semana se decía que vamos a por el primer puesto y ahora somos un desastre. Lo único que dije es que hay que tener tranquilidad, pero no estoy en la cabeza de los demás para ver cómo se interpreta", comentó el técnico cuestionado por las declaraciones de algunos dirigentes del club andaluz..

Agné reconoció que le molesta "que se diga que Raúl y el grupo no está a la altura, cuando aquí las hemos pasado putas. En otros clubes, con estas circunstancias, lo normal es que el equipo estuviera a 10 ó 12 puntos de la promoción"

 Pero a su juicio, si algo ha demostrado el vestuario "es que sí estamos por la labor y estamos comprometidos", a pesar de que "hacemos cosas mal, yo el primero, pero creo que estamos donde queremos, en la pelea. Nos gustaría estar los segundos, claro. Tenemos que mejorar, sí y tomar conciencia de que no nos podemos permitir el lujo de fallar más, pero ahora a todo el mundo le cuesta más sacar los encuentros".