El Rayo da un paso de gigante para llegar a la final del playoff tras golear al Leganés (3-0)

El Rayo Vallecano se perfila como el segundo gran candidato a disputar la final para el ascenso a Primera. Los rayistas se superaron a sí mismo y a todos sus problemas extradeportivos goleando contra pronóstico a un Leganés que cayó a la lona del ring hasta tres veces con lo que se queda casi con los dos pies fuera del ascenso, salvo un milagro

PARTIDO DE LIGA SMARTBANK ENTRE RAYO Y LEGANES. PLAY OFF DE ASCENSO. PARTIDO DE IDA

FICHA TÉCNICA:

Rayo Vallecano: Luca Zidane; Mario Hernández (Velázquez, 81’), Saveljich, Catena, Fran García; Santi Comesaña, Óscar Valentín (Mario Suárez, 81’); Isi Palazón, Óscar Trejo (Andrés Martín, 88’), Álvaro García; y Yacine Qasmi (Bebé, 65’)

Leganés: Asier Riesgo; Palencia, Sergio González, Javi Hernández, Jonathan Silva; Rubén Pérez, Luis Perea (Borja Bastón, 85’); Javier Avilés (Kevin Búa, 79’), Juan Muñoz (Eraso, 67’), Sabin Merino (Robert Ibáñez, 79’); y Miguel de la Fuente

Goles: 1-0, Álvaro García (72’); 2-0, Bebé (76’); 3-0, Bebé (93’)

Árbitro: Milla Alvéndiz (Comité Andaluz). Amonestó a Catena (36’), Óscar Trejo (50’), Saveljich (55’), Rubén Pérez (79’) y Miguel de la Fuente (93’)

Incidencias: Partido de ida de la primera eliminatoria de ascenso a LaLiga Santander disputado en el Estadio de Vallecas ante 847 espectadores de los 1.500 que estaban permitidos. El `recio de las entradas cobradas a sus abonados (25 euros) por sorpresa fue motivo de mucha discordia y muchos se quedaron sin entrar, como protesta.

LA CRÓNICA

El Rayo Vallecano se perfila como el segundo gran candidato a disputar la final para el ascenso a Primera. Los rayistas se superaron a sí mismo y a todos sus problemas extradeportivos goleando contra pronóstico a un Leganés que cayó a la lona del ring hasta tres veces con lo que se queda casi con los dos pies fuera del ascenso, salvo un milagro

El Rayo Vallecano se perfila como el segundo gran candidato a disputar la final para el ascenso a Primera. Los rayistas, contra pronóstico, dejaron noqueado al Leganés, el gran favorito, tras una segunda parte pletórica en la que lograrían sus tres goles que le ponen pie y medio en la final, teóricamente ante el Girona, que el día anterior también goleaba al Almería por el mismo marcador de 3-0. Salvo sorpresas muy grandes, que podrían darse, serán quinto y sexto clasificado los que se jueguen el único billete que queda libre para subirse al tren de la Liga Santander.

Es cierto que aún queda la vuelta, pero resulta difícil creer que el Leganés pueda remontar el 3-0 a unos franjirrojos que vienen de una de las temporadas más convulsas que se recuerdan.

Es jugarte toda una temporada a cara o cruz y esa tensión se palpaba sobre el verde y en la grada. Vallecas volvía a vibrar. Es cierto que con un sonido diferente, cubierto por centenas de mascarillas, pero el fútbol recuperaba algo de lo que le convierte en especial. Desde la primera carrera de Álvaro García se vio que los vallecanos estaban con muchas ganas de fútbol.

Habían entrado calentitos después de los problemas con sus entradas, pero se notaba que había pasado mucho tiempo desde la última vez que las gradas del Estadio sonaron. Demasiado. Los cánticos estaban algo desorganizados y la mayor parte de las butacas estaban vacías... y qué. Da igual. El barrio volvía a sonreír, al menos de medio lado.

PARTIDO DE LIGA SMARTBANK ENTRE RAYO Y LEGANES. PLAY OFF DE ASCENSO. PARTIDO DE IDAEl Rayo fue superior a su rival madrileño tras una espléndida segunda parte

Sobre el césped, Rayo y Lega salieron con la lección bien aprendida. El 2-0 a los cinco minutos en el Girona - Almería 24 horas antes no podía repetirse y ambos conjuntos comenzaron a tantearse. De hecho, quitando un paradón de Luca Zidane a la salida de un córner, el peligro brillaba por su ausencia.

Como el buen vino, el partido fue mejorando con el tiempo mientras el guardameta del Rayo seguía justificando su fichaje con otro paradón a remate de Sabin Merino. Los pepineros iban ganando terreno y, aunque igualado, el choque comenzaba a volcarse sobre la portería local. A todo esto, Milla Alvendiz seguía sin encontrarse y desquiciaba a propios y extraños con un arbitraje difícil de descifrar.

El Rayo no estaba teniendo ocasiones claras, pero cualquiera que haya estado en Vallecas sabe que ese Estadio funciona a oleadas y, si se enciende, es difícil de parar. Un centro, una internada de Trejo... el runrún en la grada crecía, hasta que explotó. Isi puso el centro y Álvaro García el gancho de zurda para para poner al Leganés contra las cuerdas. 1-0. Y en la jugada siguiente, el púgil que todo lo agita se enfundó los guantes. Bebé se fue en carrera, le pegó con su pierna menos buena y envió a los pepineros a la lona. Los de Garitano trataron de levantarse, pero el luso insistió con un directo de derechas directo al mentón. Golazo de falta y pie y medio en la final de los playoffs.