NINGUNO DE LOS CUATRO FICHAJES DEL FC CARTAGENA LLEGAN CON RITMO DE COMPETICIÓN

Refuerzos a precio de saldo: pros y contras

Sin título-1

El club blanquinegro está siendo uno de los animadores del mercado de invierno en la Liga Smartbank. Es casi costumbre que Belmonte, por estas fechas, suela meter la mano en el avispero para remover el panal de los futbolistas que, a su juicio, no funcionan. Pocos son los que han funcionado aunque hay sus excepciones, pero la mayoría han terminado fracasando y aportar bien poco de refuerzos. Ahora, volvemos casi a las mismas. Un equipo que no funciona, que se mete en descenso y que necesita actualizarse Por eso han llegado cuatro fichajes para cubrir las cinco bajas. Puede decirse que son refuerzos a precio de saldo porque ninguno de ellos –los números ahí están- llega con ritmo de competición. Buenos futbolistas, sí. Pero hay dudas sobre cómo llegan. Son los pros y los contras del siempre imprevisto mercado invernal

Para que os hagáis una idea, el futbolista -de los cuatro que han llegado hasta ahora al Cartagena- que más minutos ha disputado es el croata Datcovic. Jugó cuatro encuentros con su anterior equipo, el Aris de Salónica y aquello fue en el mes de septiembre. Ya no ha vuelto a jugar desde entonces. Es verdad que se trata de un buen central, internacional, con mucha experiencia y contundente. Pero su inactividad plantea dudas entre el colectivo de la afición, no así en Belmonte y cia, que sigue jugando a director deportivo desde luego que con suerte dispar.

Antoñito es otro buen fichaje. Hasta podríamos decir que excelente. Y que está hasta bien pensado recuperarlo para la causa. El sevillano es un tipo muy querido entre los seguidores albinegros, no en balde fue en la banda derecha del Cartagonova dónde se labraría un nombre para que el fútbol profesional se fijara en él.

De los cuatro fichajes hasta el momento el croata Datcovick, con cuatro partidos, es el que más minutos ha jugado, el resto han llegado sin minutos aunque con mucha ilusión

Pero el nuevo jugador albinegro llega con la rémola de no haber disputado ningún minuto en el Panathinaikos heleno. Una infección pulmonar a su llegada a Atenas le privó inesperadamente de jugar siquiera un minuto en el conjunto griego. Es verdad que Antonio llega con la ilusión de un niño por comenzar esta segunda etapa pero la interrogante sobre su rendimiento sólo puede hacerla desaparecer él sobre el verde.

Lo del argentino De Blasis es peor todavía. Acabó contrato en el Éibar y ¡zas¡ se quedó sin equipo este verano a pesar de haber destacado, y mucho, en Ipurúa con goles que aún los recuerda la afición armera. Esperó y esperó pero no le salió nada digamos que decente por lo que no tuvo otra que dedicarse a entrenar por su cuenta y esperar a que se abriera el mercado invernal para que alguien llamase a su puerta.

En Ipurúa aún recuerdan algunos de los goles que marcaba De Blasis, cuya única opción de verlo con la elástica albinegra era en estas circunstancias

Lo ha hecho el Cartagena y De Blasis pues encantado. Se trata de un excelente futbolista que difícilmente habría llegado a Cartagena en otras circunstancias. Es, literalmente, un jugadorazo de Primera que tendría hueco en la mayoría de los equipos. Pero la temporada, su temporada, arranca ahora para él y las dudas son inevitables aunque su calidad también es incuestionable.

Chichizola, el cuarto refuerzo, es otro que tal. Triunfó en Las Palmas en Primera División con casi 30 partidos completos. En el Getafe fue el portero de las competiciones europeas en la pasada campaña y su historial es lo suficientemente bueno como para estar tranquilo. Ahora bien ¿llega para desbancar a Marc Martínez, inamovible desde su llegada o viene para el banquillo? Eso tendrá que ir viéndolo el técnico albinegro Luis Carrrión con el paso de los partidos. No hay duda de que Chichizola va a elevar el nivel de la portería, pero ¿y el ritmo de competición?

Antoñito es un futbolista muy querido por los seguidores albinegros a pesar de los siete años transcurridos y va a poder más sus ganas y su ilusión que la inactividad que arrastra

Son los pros y los contras que plantean fichajes de este tipo. Con Xisco Jiménez al que le siguen la pista, ocurre más de lo mismo, que no juega desde agosto, ya veremos si acaba fichando por este Cartagena que busca la medicina en el mercado de invierno donde Belmonte, precisamente, ha errado más que aciertos tiene, que los tiene también pero…

Los duros a cuatro pesetas hace mucho que no existen así que vamos a esperar y a confiar que estos cuatro futbolistas, y los que aún puedan llegar, triunfen al cien por cien porque el Cartagena, eso sí que es cierto también, los necesita. Pero las cosas hay que decirlas como son. Para ser voceros ya están otros.