Rubén Castro, el arma no tan secreta para redondear la primera vuelta

No era un secreto antes de comenzar el curso en la Liga SmartBank. No lo fue la temporada pasada cuando fue el máximo goleador del equipo con 19 goles. Y tampoco lo es ahora que lleva nueve en 15 jornadas ligueras y se coloca pichichi del campeonato.
Rubén Castro, el arma no tan secreta para redondear la primera vuelta
Rubén Castro, el arma no tan secreta para redondear la primera vuelta

Rubén Castro lleva ritmo de crucero en esta categoría de plata con la que tiene un idilio especial y apenas parece acusar el alcanzar ya los 40 años de edad. Bate récords con su noveno gol en el curso, el segundo que le hizo al Málaga en Cartagonova el pasado domingo. Pero todavía le quedan por romper algunos más.

El equipo de Luis Carrión mira más para arriba que para abajo cuando el ariete se viste de gala. Y eso es porque los blanquinegros han sido capaces de ganar sin la aportación del futbolista de Las Palmas de Gran Canaria, sin embargo, sus tantos son sinónimo de victoria en lo que va de temporada. No hay ni un solo encuentro en el que haya anotado que no haya terminado con victoria cartagenera. Doblete ante el Lugo, doblete con asistencia incluída ante el Ibiza, otros dos goles ante el Amorebieta, el único tanto de la victoria ante el Sporting y su último doblete ante el Málaga. Cinco partidos y quince de quince para los suyos.

Y a sus datos seguimos sumando distinciones que se han destapado tras una nueva actuación estelar. Según las estadísticas recopiladas por el portal Casas de Apuestas Bet, RC7 es el segundo jugador de la historia que ha marcado al menos un gol en más partidos de entre Primera y Segunda División Española. Tan solo Messi le supera en este ranking, al igual que solo Nino le supera en la clasificación de máximos goleadores históricos de la categoría de plata (194 por los 174 del canario). Pero a este ritmo quién sabe hasta donde pueda llegar, porque además llegan curvas de cara a las próximas jornadas.

Ahora mismo no hay casa de apuestas en el mercado español que se atreva a colocar al Cartagena más cerca del descenso que del ascenso. Y todavía quedan seis jornadas para cerrar la primera vuelta y para tomar un respiro por Navidad. Al Efesé le restan visitas a Girona, Alcorcón y Valladolid, todas ellas saldadas con derrotas el año pasado, a excepción de un equipo vallisoletano con el que no se las ve desde 2012 pero contra el que también perdió en Zorrilla en aquella oportunidad. Mientras que por casa deben pasar Burgos, Tenerife y Mirandés. Y Castro afina ya su puntería.

En cuanto a cifras goleadoras, tan solo ante los burgaleses no ha marcado puesto que no se ha enfrentado a ellos. Le ha hecho 7 al Valladolid, 6 al Girona, 5 al Tenerife, 4 al Alcorcón y 3 al Mirandés. No hay ni uno solo de estos equipos frente a los que tenga un porcentaje de derrota más alto que de victoria, siendo ante los pucelanos ante los que tiene el rango de victoria más alto con un 50% y ante los tinerfeños el más bajo con un 28%.

Con la afición entregada

Castro no comenzó de la mejor manera la temporada después de cinco jornadas en las que fue de la partida en el once titular y no fue capaz de anotar. Tan solo fue sustituido en una ocasión, luego solo se perdió tres minutos de los 450 posibles de disputar en ese tramo inicial de campaña. Parecía no tener el ritmo suficiente para estar al nivel exigido, pero los goles terminaron llegándole en un mes de octubre fantástico para él. Recientemente, tras tres encuentros sin marcar y quedarse fuera del equipo ante el Leganés, regresó con más fuerza que nunca y con lo suyo que es el gol.

La afición le despidió al ser sustituido a un cuarto de hora del final con una cerrada ovación. Un reconocimiento de un público que sabe que si quieren convertir en realidad el estar a tan solo tres puntos de las posiciones de playoffs de ascenso, necesitan de un hombre como Rubén. La zona de descenso se mira desde lejos a ocho puntos y eso contenta a convencidos y detractores, si bien hay que ser conscientes que una mala racha de apenas tres partidos puede mandar al cualquiera a la parte baja.

“Siempre me han mostrado su apoyo. Todos los partidos en los que me han cambiado y salgo noto que la gente está conmigo, así que es de agradecer. La verdad que me animan en todo momento y eso me da ese plus para seguir jugando y seguir dándolo todo”, decía el canario sobre la afición en sala de prensa tras el último choque. “Quizá no lo expreso mucho como otra gente, pero sí que me emociono a mi manera, siento el cariño de la afición y eso se nota en el campo”, añadía.

Si el Cartagena quiere culminar esta primera parte de la temporada con una buena posición y un colchón importante de puntos sobre la zona peligrosa, RC7 debe seguir la racha. Y le queda cuerda por delante.