EL LLANO DEL BEAL SE LLENÓ DE ATLETAS

La ruta y el cross minero llenan de atletismo El Llano del Beal

Más de 200 personas se dieron cita el viernes 23 de agosto en El Llano del Beal para recorrer los 7 kilómetros de la Ruta Senderista Minera que este año ha alcanzado su VII edición. La Concejalía de Deportes del Ayuntamiento de Cartagena colaboró en este evento, que contó con la presencia de la edil de Educación Irene Ruiz. Además, hubo un dispositivo especial de Policía Local de Cartagena.
Algunos atletas en un momento de la carrera // FOTO: Ayuntamiento de Cartagena
Algunos atletas en un momento de la carrera // FOTO: Ayuntamiento de Cartagena  

El recorrido ha servido, además de para estar en contacto con la naturaleza y realizar ejercicio al aire libre, para concienciar a los participantes del impacto nocivo de la actividad minera en la zona. Los participantes pudieron observar un paisaje lunar a la par que rural, con el Mar Menor de fondo. Las personas senderistas también pudieron visitar las canteras, balsas y pantanos cercanas al pueblo.

Al finalizar la ruta, se sortearon regalos entre los asistentes. Cabe destacar la participación de la asociación Zancadas sobre Ruedas, que ayudó a dos personas con movilidad reducida a realizar el recorrido, con dos sillas Joëlette y unos quince voluntarios de este colectivo.

170160

Atletas participantes en el cross popular minero // FOTO: Ayuntamiento Cartagena

600 PERSONAS CORREN EL CROSS POPULAR MINERO


Alrededor de 600 personas de todas las edades participaron en la XV edición del Cross Popular Minero de El Llano del Beal. Unos 120 voluntarios ayudaron a la buena organización de la prueba, que transcurrió sin incidentes. En la categoría masculina, el vencedor fue Jaro Caparrós, del Alumbres Sport. En categoría femenina, la ganadora fue Ana Isabel Cánovas, del Mobel Automenor Running Team. En la prueba estuvo el concejal delegado de Deportes de Cartagena Diego Ortega. La Concejalía de Deportes del Ayuntamiento de Cartagena también colaboró en este evento.

Los corredores tuvieron que completar más de 8 kilómetros de zonas montañosas, boscosas y de tierra corrida. De los 600 participantes, 3 fueron de la asociación Zancadas Sobre Ruedas, que contó con unos 20 voluntarios.