DOS GOLES DE GERAD VALENTÍN LE DAN LOS TRES PUNTOS A UN LUGO QUE NO JUGÓ PARA TANTO PERO QUE TENÍA (Y TIENE) LA VIDA EN JUEGO LA VIDA

El Cartagena se mereció algo más (2-1)

portasda

Rubén Castro en el salto de un balón aéreo ante un rival lucense // FOTO: FC Cartagena

Con el objetivo de la permanencia en el bolsillo el Cartagena jugó mejor que el Lugo en el ‘Anxo Carro’ pero los tres puntos se quedaron en el feudo gallego. Así de fácil. Los gallegos, con dos latigazos –uno en cada parte- resolvieron un partido que lo tenían difícil porque se jugaban prácticamente la vida y con esta victoria afrontarán la última jornada dependiendo de ellos mismos pero tienen el hándicap de que juegan en la última jornada en Vallecas contra un Rayo que se ha metido en playoff y no querrán dejarlo escapar. El equipo de Carrión fue superior y mereció un mejor resultado pero aquí es donde cabe decir que bien está lo que bien acaba.

 

FICHA TÉCNICA

ALINEACIONES

CD LUGO: Cantero; Xavi Torres, D. Alende (45' Juampe), M. Barreiro (92' Carrillo), Hugo Rama (78' Borja Domínguez), JL Rodríguez (74' Cris Ramos), Gerad V (74' Cristian Herrera). Luis Ruíz, Campabadal, Venancio

FC CARTAGENA: Marc Martínez; Delmás, Andújar, Datcovik, Forniés (85' Coulibaly); Carrasquilla (73' Teddy), José Ángel (85' Santisteban), De Blasis, Nacho Gil (72' Clavería); Rubén Castro, Berto Cayarga (60' Elady)

ÁRBITRO: Ortíz Arias (colegio madrileño) mostró cartulina amarilla a Manu Barreiro, Luis Ruiz, Venancio por parte del CD Lugo y a Pablo De Blasis por parte del FC Cartagena

GOLES: 1-0 (19' Valentín); 2-0 (66' Valentín); 2-1 (71' Jurado)

INCIDENCIAS. 40ª jornada de la Liga SmartBank. Se juega en el Anxo Carro, de Lugo. Con público. La cifra oficial de público fue de 1407 personas permitidas. Noche fría aunque ‘caliente’ en las gradas.

E2LSVOUWYAAYBiC

Delmás ante uno de los jugadores del Lugo // FOTO: FC Cartagena

YONATAN FERREIRA. Lugo

(Especial para SPORTCARTAGENA)

El Lugo se estaba jugando la vida y el Efesé la honrilla, que son dos cosas muy diferentes. Uno, los gallegos, jugaron a lo práctico, a dar los latigazos justos y ponerse a buen recaudo. El otro salió simplemente a hacerlo bien. A ganar, que no es poco. Con esos ingredientes vimos objetivamente una buena primera mitad donde el único desatino cartagenerista estuvo en la poca o nula intensidad a la hora de defender la pelota debajo del larguero y que acabaría entrando, simplemente porque Gerad Valentín le puso más fe.

Con ese marcador nos iríamos al descanso. El Efesé fue superior, que caray, muy superior prácticamente en todo. En juego, en ocasiones, en intensidad y sobre todo en posesión. Pero como en el fútbol lo único que vale son los goles pues al final el gol de Gerad era lo que contaba.

BUEN PRIMER TIEMPO PERO…

Con el objetivo de la permanencia en el bolsillo el Cartagena jugó mejor que el Lugo en el ‘Anxo Carro’ pero los tres puntos se quedaron en el feudo gallego. Así de fácil. Los gallegos, con dos latigazos –uno en cada parte- resolvieron un partido que lo tenían difícil porque se jugaban prácticamente la vida y con esta victoria afrontarán la última jornada dependiendo de ellos mismos pero tienen el hándicap de que juegan en la última jornada en Vallecas contra un Rayo que se ha metido en playoff y no querrán dejarlo escapar. El equipo de Carrión fue superior y mereció un mejor resultado pero aquí es donde cabe decir que bien está lo que bien acaba.

Se notaba al vuelo quien se jugaba la vida y quien no tenía nada que temer. Solo había que verlos. Un Cartagena bien plantado desde el inicio hasta el final de un primer tiempo que mereció mucho más que ese injusto 1-0 en contra, que desde luego, le sabía a gloria bendita al equipo gallego que supo aprovechar la única ocasión clara que tuvieron para marcar.

Se notó la relajación albinegra que, pese a todo, jugó un buen partido y mereció un resultado mucho mejor pero en la segunda parte apenas generó ocasiones y RC7 no apareció como otras veces

La pasividad en despejar esa pelota puso al Lugo por delante justo cuando más y mejor estaban jugando los albinegros que, libres de toda presión, tocaban muy bien la pelota haciendo el terreno lo más grande posible y llevando peligro en serio a la meta de Cantero, primero con Datcovik que la tuvo para haber empatado el partido y después, como no, Rubén Castro, que de forma casi increíble marraba una de esas ocasiones que el pistolero albinegro nunca falla.

El gol encajado por el Efesé en el minuto 19 solo le había dado ventaja a los locales porque todo lo demás llegaba con tinta albinegra. El pase, la jugada, el desmarque y hasta el peligro corrían a cuenta de un Cartagena que estaba mucho mejor que su oponente, que naturalmente se conformaba con el tesoro que hasta ese momento tenían conseguido gracias al oportunismo de un Gerad al que le dejaron cabecear debajo de la portería. Parecía increíble pero era el Lugo el que iba por delante en el marcador y, lo mejor para ellos, fuera del descenso.

E2LeFynX0AEXGFb

Nacho Gil ante un rival lucense // FOTO: FC Cartagena

Resultado aparte fue una buena primera mitad especialmente bien llevada por parte del Cartagena, solo le faltaba el gol porque estaba demostrando los motivos por los que había sabido reaccionar tan bien en los últimos partidos y se había escapado de la quema a dos jornadas del final.

MEJOR JUEGO, PEOR RESULTADO

La intensidad no bajó tras el descanso, al contrario. El Cartagena salió decidido a empatar el partido mientras el Lugo, seguramente bien aleccionados por Rubén Alvés, se agazapó atrás para salir únicamente al contragolpe, eso sí, bien lanzados y con rapidez. El primer aviso lo ponía Hugo Rama en el 58 obligando a Marc Martínez a estirarse todo lo que pudo y sacar una mano salvadora que evitaba lo que parecía un gol seguro.

El aviso, lejos de amilanar al Cartagena estos mantuvieron su actitud de jugar bien al fútbol, con aplomo, con tranquilidad, buscando las bandas mientras el Lugo estaba jugando a encontrarse con el gol. Y eso fue justo lo que estaba a punto de ocurrir con aquella escapada de Gerad Valentín, posiblemente de los tipos más veloces de la categoría que se llevó a Delmás, una, dos y hasta tres veces sin que el lateral cartagenerista fuese capaz de hacerle siquiera una falta, un agarrón, antes de dejarle que se le escapara en velocidad para batir a Marc Martínez y subir el 2-0 al marcador. Un gran gol, esa es la verdad.

La ausencia de Alex Gallar acabó notándose en un Cartagena que pierde mucha fuerza en sus motores cuando no está el centrocampista catalán sobre el campo

La ausencia de Alex Gallar por la derecha se empezaba a echar en falta y aunque el Efesé solo tardaría cinco minutos en reducir la ventaja con el gol de José Ángel al 'estilo Kross' -con el empeine a ajustado al palo- ya sería todo lo que veríamos de este Cartagena que ni con Elady ni con Teddy ni con Coulibaly ni con Clavería terminó de conseguir su objetivo de marcar, al menos, un gol más que seguramente habría pùesto bastante más justicia en el marcador.

Pero como eso, la justicia, es algo que ni existe ni existirá jamás en el fútbol al seguidor albinegro solo le queda resignarse a tener la salvación con mucha más antelación de lo que, quizás, habría soñado el cartagenerista más optimista. Así que bien está lo que bien acaba. El fútbol profesional seguirá presente en Cartagena una temporada más.