LA ENTREVISTA TELEFÓNICA EN TIEMPO DE COVID-19

El jugador rumano cuando tenía 23 años estuvo quince días jugando en Vietnan y lo dejó al no aclimatarse

Savu en un entrenamiento en el FC Cartagena.
Savu en un entrenamiento en el FC Cartagena.  

Acertó George Savu, el rumano, portero gigante, noble como persona abierta, eligiendo el Sureste español,  para jugar al fútbol y para residir, una vez llegó a tierras de la manzanilla gaditana para jugar en el At. Sanluqueño. Con unos veintitrés años había tenido una mala experiencia porque decidió ir a Vietnan contratado por tres veces más dinero que lo habitual en España, y del país asiático se volvió a los quince días. No pudo ambientarse y lo pasó mal con el idioma. Renunció a poder ahorrar algún dinero.

2017031310452689400

En una de las alineaciones unionenses. / IMAGEN DE JUAN PAGÁN

Vive en Cartagena, tiene trabajo en el entorno de Navantia y esta semana ha vuelto al curro. Lo estaba deseando, confiesa,  y tras más de cuarenta días de ‘encierro sanitario’ retorna a lo que le gusta (ganar para llevar el sustento de la familia a casa) y juega. Lo hace en la vecina ciudad de La Unión, ahora en Preferente en el equipo de Palomeque, y antes en Tercera. Pasó con anterioridad  al equipo de Alumbres, el Minerva, donde estuvo encantado, pero volvió al Polideportivo de la tierra del Cante por cuestiones laborales.

Tres goles encajó en Copa del Rey, en el Camp Nou,  en la vuelta de una eliminatoria con el Barcelona

Actuó en el Efesé cerca de medio centenar de veces y cabe refrescar  memorias diciendo que se enfrentó de albinegro en la Copa del Rey en la eliminatoria con el Barcelona de Martino en el Camp Nou (3-0) tras el 1-4 encajado por el meta titular en la ida.  Era el Efesé de Luis García Tevenet, el sevillano que hoy está integrado en el Levante y conduce al equipo filial. / G.J.

VÍDEO EXCLUSIVO DE SPORTCARTAGENA.ES