sábado. 25.06.2022
Desde un “Un Rincón para doce”

Suspiros de cartagenerista

Desde que el FC. Cartagena anda de parranda, y mira, querido lector, que ha pasado tiempo, existen columnistas, en este nuestro diario, que han adjetivado correcta y acertadamente, los partidos, semanas o avatares que le restaban a nuestro Cartagena para tocar la gloria.Uno, taurino él, literario él, maestro él, lo...
Desde que el FC. Cartagena anda de parranda, y mira, querido lector, que ha pasado tiempo, existen columnistas, en este nuestro diario, que han adjetivado correcta y acertadamente, los partidos, semanas o avatares que le restaban a nuestro Cartagena para tocar la gloria.

Uno, taurino él, literario él, maestro él, lo ha hecho con aquello de cartel goyesco de “6 toros 6 y 6 finales 6”y el otro, deportivo, curtido, apasionado-objetivo y amigo él, en esto del balón, firmándolo con “Betis y Elche “Pinchan” adornando a andaluces e ilicitanos con ese verbo tan taurino como es el de pinchar para señalarlos como estoqueadores de poco pelo y, a nada que se descuiden, enviarles el toro al corral.

Yo no siendo crítico taurino ni deportivo y sí un romántico de la lectura y de la escritura y un excavador de las profundas entrañas literarias de todo lo que rodea a este grandioso espectáculo, lo voy a hacer, parodiando y citando a Gustavo Adolfo Bécquer, con aquello: de estamos a “tantos suspiros” del final. Desde ahora y hasta que ésto se acabe quedarán, seis, cinco, cuatro, tres, dos, o un suspiro. Lo anoto y me lo llevo, porque cada domingo, viernes, sábado o lunes será un día de suspiros ¡Qué gran día de suspiros ¡

En el diccionario particular de nuestro diario digital tenemos archivadas palabras tan hermosas como ¡OH! ¡BRAVO y OLÉ! y ahora ¡BUEN DÍA DE SUSPIROS! para referirnos a las proezas de nuestro, vuestro, suyo equipo que, en la grandeza de La Liga de Las Estrellas, nos proporcionará vocablos suficientes para ir, después de emplearlos, archivándolos.

Y, puesto literario, se me ocurre agregar para emplear en tierras charras, aquello de “hasta el rabo todo es toro” y en espera de la última jornada acuñar en romance: “al César lo que es del César”, pudiendo seguir porque nuestro castellano da para mucho y nuestro Cartagena para mucho más Pero el fútbol, como se sabe, es frívolo e impredecible, a veces incluso cruel.

De seguido y raudo (no lo tenía en mi cuaderno) debo añadir el palabro DESESTABILIZAR, descendido de un manzano herido por el fulgor y relumbre del submarino. Este manzano deshojado, descolorido y sin brotes, y mira que la primavera es fructífera y hermosa, está cubierto de una negra nube de cenizos-pajarracos-carroñeros por lo que hay que DESECHARLO.

En los días de suspiro que quedan hasta el final, este club de nuestros amores y entretelas, que sí ¡forastero! que uno puede ser de donde nace pero tanto o más de donde pace, va a arrebañar puntos.¡Hala! otro palabro para añadir, arrebañar es más deportivo y posee más empuje y fuerza que ganar o sumar y el Cartagena emplea todo su esfuerzo arrebañando puntos por esos campos de Dios. ¡Y ustedes, nosotros, ellos que lo veamos, y arrebañemos!

Si de arrebañar se trata voy a abrir el arca en casa, para rebuscar las viejas camisetas y las apolilladas bufandas y rememorar los abrazos y las lágrimas de mayo del 68, no perdón, me he equivocado, ¡ay el subconsciente!, del 2009 y todos juntos parafrasear a Neruda,”nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos” ¡Qué joven te encuentro forastero!

Estoy deseando que lleguen los días de suspiro, pero también que esperen un poco. No hago otra cosa que pensar en la Plaza Consistorial y en el Submarino y en reservar un lugar escondido, que nadie se entere, para sentarme al lado del soldadito de reemplazo, contarle mis cuitas, quedar pensativo y leer con él la leyenda cervantina plasmada y cocida en azulejos talaveranos y que no me tiemblen las piernas para darle al manzano en todo el tronco y DESECHARLO.

Amigos, hasta el sábado que viene, si Dios quiere, que marcharemos a DOCTORARNOS A SALAMANCA. Ya saben, sean buenos...y no tengan miedo que el F.C.Cartagena todavía sigue, más que nunca, de parranda. ¡Ay! ¡Ay!

Pedro-Roberto J.P. En Villamediana de Iregua. Dies5/11: ante diem quintum Idus Maias

Suspiros de cartagenerista
Comentarios