MIENTRAS SU RIVAL YA HABÍA EFECTUADO HASTA CINCO SUSTITUCIONES

El técnico albinegro tardó 80 minutos en introducir cambios en el equipo

El técnico cartagenerista Borja Jiménez tardó 80 minutos en decidirse por efectuar cambios en su equipo. Cuando lo hizo ya parecía demasiado tarde

William de Camargo entró en el 80 // FOTO: UP Raúl Velasco SCT
William de Camargo entró en el 80 // FOTO: UP Raúl Velasco SCT

No puede decirse que Borja Jiménez estuviese esta vez especialmente acertado a la hora de los cambios, al menos por el tiempo que tardó en decidir las primeras rotaciones de su equipo. Se veía que delante faltaba algo de frescura, para eso dio entrada a Cayarga y William además de Simón Moreno, quien reaparecía tras una larga ausencia por una lesión muscular.

Pero la máximo de que jugar con muchos delanteros nunca asegura el gol, una vez más, volvió a cumplirse. Esta vez ni Rubén Castro, ni Elady –buen partido de ambos en lucha, pelea y entrega- ni después William o el reaparecido Simón Moreno pudieron introducir la pelota en el fondo de la red. Elady sí llegó a hacerlo pero su gol se lo anularía el VAR porque la pelota había rebasado la línea de fondo.

Sí es cierto que Borja dejó entre los seguidores albinegros esa sensación de llegar demasiado tarde. Al menos eso fue lo que proyectó y lo que otras veces ha sabido leer con rapidez parece que esta vez le costó más trabajo, al menos a la hora de los cambios. Pero claro, el técnico es él para lo bueno y para lo malo y el que la lleva la entiende.