EX JUGADOR | ES EL ACTUAL DIRECTOR DEPORTIVO DEL AMOREBIETA

El traumático y penoso paso del zornotzarra Asier Goiría por el Efesé

Asier Goiría, además de ser el actual director deportivo de este SD Amorebieta que este sábado se enfrenta al Efesé fue jugador del equipo blanquinegro entre agosto de 2010 y febrero de 2012. Eran tiempos de Paco Gómez con el equipo en Segunda A, aunque ya caminaba firme hacia el descenso a Segunda B. Goiría llegó a ponerse hasta en 43 partidos la zamarra blanquinegra, con la que hizo casi de todo menos marcar goles, que fue para lo que le contrataron.

asier-goiria-director-deportivo-amorebieta
Asier Goiría en su despacho del Amorebieta, trabajando como director deportivo. Tiene pasado albinegro

Su paso por aquel FC Cartagena fue un verdadero fracaso: solo 1 gol, al Rayo Vallecano y cuando aquel partido ya no tenía efectos clasificatorios. Se marchó al Girona donde también fracasó porque ya estaba en su declive. Hoy, desde su despacho en el campo de fútbol del Amorebieta, el zornotzarra trata de marcar, pero en los despachos. Su paso por el Cartagena no dejó de ser tan penoso como traumático. Por el contrario el zornotzarra ha iniciado con la actual, su quinta temporada consecutiva como director deportivo en el equipo de su pueblo. Allí, entre los suyos, está bien y feliz Que no es poco.

Pero hablemos del Goiría que formó parte del Efesé. Cuarenta y tres partidos y un gol. Ese es el corto resumen que se puede decir de su paso por el Cartagena, a donde llegaría procedente del Burgos, donde había hecho una buena campaña, como ocurrió también en Éibar y en Numancia, con estos en Primera División. Pero en el Cartagonova es verdad que se le acabó la gasolina.

Su paso por el Cartagena, hace ya una década estuvo salpicado de continúos desencuentros con la afición, que acabó riéndose de las ocasiones que fallaba el aeriete vasco

Tanto fue así que hubo partidos en los que muchos aficionados se tomaban a chufla los continuos errores de Goiría delante de la portería por muy clara que fuese la ocasión. No había forma de que hiciese un gol que, como diría el castizo, no le marcaba ni al arco iris.

Goiría no tenía mal carácter pero su enfado consigo mismo lo trasladaba a los demás. No aceptaba las críticas y más de una vez se encaró con algunos periodistas porque no le gustaba lo que decían sobre él. Fichó en agosto de 2010, fue David Buitrago ‘El Buitre’, quien lo trajo para que le hiciese compañía a Toché pero después de año y medio su estancia se había convertido en un auténtico calvario por lo que, de acuerdo con el club –que tampoco lo quería-, decidió liquidar cuentas y marcharse al Girona en el mercado de invierno.

asier-goiria-renovacion-1024x682

Goiría y el residente del Amorebieta se saludan efusivamente tras haber renovado aquel como director eportivo para Segunda División

Con los catalanes llegó a jugar 13 partidos pero su producción goleadora ya se había secado por completo. Marcó un gol, con lo que al final de aquella temporada se marcharía para fichar por el Mirandés, entonces ‘gallito’ en Segunda B, pero en Anduva tampoco estuvo fino. Jugó más de 60 partidos y solo anotaría 6 goles, lo que le llevó al convencimiento de marcharse a jugar en el equipo de su pueblo. Sí, la SD Amorebieta. Allí estuvo jugando un par de años, sin goles por supuesto, hasta que el Guetxo le ficharía siendo este histórico equipo vasco el último de su larga carrera deportiva.

Su etapa blanquinegra acabó en los juzgados, con varias denuncias del jugador contra Paco Gómez al no haber cobrado un dinero que tardó varios años en recuperarlo

Esta temporada Asier Goiría se ha estrenado en Segunda División como director deportivo. Ya lo era en Segunda B. De hecho fue parte importante en la planificación de aquel conjunto que logró la machada de ascender en el campo del Badajoz (0-1) en el mes de junio. De momento, las cosas no van bien del todo para este vasco que es querido en su pueblo y que confía ciegamente en la salvación de su equipo sabiendo como sabe delas dificultades que van a encontrarse por el camino.

Goiría ultimo partido

Goiría jugó su último partido con el Guetxo, que le rindió un pequeño homenaje ese día

A Goiría no le quedó un buen recuerdo de Cartagena porque tuvo que estar litigando durante varios años en los juzgados una deuda que le dejó Paco Gómez sin resolver. Hablamos de unos 30.000 euros después de que el club albinegro tampoco le hubiese pagado otros 15.000 euros, que trató de cobrarlos embargando su abogado la taquilla del Efesé-Barça en diciembre de 2013.

Goiría es natural del pueblo de Amorebieta y esta temporada ya es la quinta consecutiva en la que ejerce como director deportivo del club zornotzarra

En el Cartagena tenía una ficha de poco más de 170.000 euros por emporada pero hubo que despedirle porque su rendimiento dejaba mucho que desear. Con todo estelío se marchó con el reconocimiento de otra deuda, de 40.000 euros, que acabaron entrando en el concurso de acreedores. Al final llegaría a cobrar aquellos 30.000 euros pero no así los 40.000 restantes, que siguen pendientes en ese proceso concursal del que, ni se sabe ni nadie contesta.

Una historia gris la de este vasco que fracasó espectacularmente en el Cartagena, al que este sábado lo tendrá como rival por vez primera y deseando que pierda, claro.