LA CONTRACRÓNICA

Bajo una tromba de agua en una tarde de perros y trece puntos perdidos en casa

El Cartagena-Don Benito fue el típico partido que enfada al más optimista de los optimistas albinegros. Una tarde de perros, con frio, mucha lluvia y un final desastroso. Lo peor, que ya suma el FCC 13 puntos perdidos en casa

La tromba de agua caía en el Cartagonova
La tromba de agua caía en el Cartagonova

Muchos aficionados cartageneristas abandonaban el recinto cartagenero rumiando entre dientes “se veía venir, se venía venir” porque el Don Benito fue quien tuvo las ocasiones más claras para marcar, en la primera y en la segunda parte, y porque los blanquinegros se dedicaron toda la segunda parte a sestear, casi a dormir a pesar de la que estaba cayendo.

Como local el Cartagena no está haciendo las cosas especialmente bien y ya sabemos todos que las Ligas se ganan siempre en casa los equipos que son más regulares. Los blanquinegros no están dando la talla y a los números nos remitimos, frios y puros

J 21

FC Cartagena

1 - 1

CD Don Benito

E

1

1

J 18

FC Cartagena

2 - 2

Yeclano Deportivo

E

2

2

J 13

FC Cartagena

2 - 2

CF Talavera

E

2

2

J 11

FC Cartagena

0 - 0

San Fernando CDI

E

0

0

J 8

Marbella FC

0 - 0

FC Cartagena

E

0

0

J 1

FC Cartagena

0 - 0

CD Badajoz

     

Todos estos empates, diez puntos en total, unidos a los tres que también se perdieron en la primera vuelta ante el Sevilla Atl., suman un total de 13, lo que dejaría a los de Borja Jiménez en el puesto 5 de una hipotética clasificación contando solamente los partidos de casa, que estaría comandada por el Yeclano con 26 puntos, seis más que han logrado los blanquinegros jugando en el Cartagonova.

Números son amores y no buenas razones, cabría decir. La afición cartagenerista se marchó a casa muy enfadada y sería conveniente recordarle a Belmonte que esto es, ante todo, un club de fútbol y que sí los resultados no funcionan acaban repercutiendo en todos los entresijos del club, empezando por el FCC Bussines. Y eso sí que es para tenerlo en cuenta que otro año más en segunda B sería muy  duro de aguantar. Tiempo hay para despabilar ahora que hay tiempo.

566La tromba de agua captada por Raúl Velasco