sábado. 03.12.2022

"U-ru-guayo, u-ru-gua-yo": Raimondi tuvo el debut soñado por cualquier delantero

Los gritos de 'u-ru-gua-yo, u-ru-gu-yo' que partían desde el vestuario cartagenerista se dejaban escuchar en la calle con bastante facilidad, prueba clara de la alegría que supuso esta victoria, la cuarta de la temporada, que encarrila la remontada cartagenerista en la clasificación. En el Cartagena había varias novedades, pero la que...
Los gritos de 'u-ru-gua-yo, u-ru-gu-yo' que partían desde el vestuario cartagenerista se dejaban escuchar en la calle con bastante facilidad, prueba clara de la alegría que supuso esta victoria, la cuarta de la temporada, que encarrila la remontada cartagenerista en la clasificación.

En el Cartagena había varias novedades, pero la que más interesaba a la parroquia blanquinegra era si jugaba Nicolás Raimondi. Una vez se confirmaba su presencia en la pizarra de las alineaciones y desde que salió a calentar todas las miradas estaban depositadas en el delantero, 1.96 de estatura y seis meses sin jugar. Demasiadas circunstancias a la vez.

Nicolás empezó con ciertos nervios, esa impresión daba aunque poco a poco fue cogiendo confianza con el paso de los minutos. Luchó todo lo que pudo y peleó cada balón que llegaba a sus alrededores, por bajo y por alto, especialmente con el juego aéreo en el que desplegó todo lo que pudo.

Con el balón en los pues tiene técnica pero en carrera demostró que la vcelocidad no parece su fuerte. Éste estará en la lucha sin cuartel pero también en su saber estar en el área, como demostrarñia rematando de forma espléndida de cabeza el 2-0 al aprovecharse en su saque de esquina de su estatura.

Fue sustituido por Maldonado en el minuto 77, momento en el que la afición le tributó un merecido aplauso que no fue nada si lo comparamos con los gritos de ánimo de sus compañeros al final del partido en el vestuario blanquinegro. "¡¡U-ru.gua-yo, u-ru-gua-yo¡¡" se escuchaba desde la calle ese grito de 'guerra' de sus propios compañeros, rindiéndoles de esa manera tan particular un merecido homenaje a este jugador que no ha podido empezar con mejor pie. Ha sido llegar y besar el santo, como suele decirse.

"U-ru-guayo, u-ru-gua-yo": Raimondi tuvo el debut soñado por cualquier delantero
El usuario es responsable de sus comentarios. Se compromete a que no difamen, insulten, contengan información falsa, abusiva, pornográfica, amenazadora, que dañe la imagen de terceras personas o que infrinja alguna ley.
Sportcartagena se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados.
Comentarios