PARA LOS ALBINEGROS SUPUSO ESCAPARSE DEL DESCENSO QUE AMENAZABA AL EQUIPO DE BAJAR A TERCERA

El último triunfo albinegro en Sabadell fue en 2004

El Efesé se quedó con la miel en los labios y no pudo repetir triunfo en la Nova Creu Alta, al estilo de aquella otra de 2004 que le evitó descender a Tercera enviando a los arlequinados a la promoción de permanencia, que acabaía ganando
EytNXktWgAME67h
Antoñito jugó con gran actividad ofensiva // FOTO: FC Cartagena

El Cartagena actual solamente ha ganado una vez de las seis veces que ha jugado en la Creu Alta con su nombre actual. Fue en abril de 2004, con Pep Balaguer en el banquillo. Aquella victoria por 0-2 sumó tres puntos decisivos para evitar la caída de los albinegros a Tercera División en la primera temporada de Paco Gómez como propietario.  Hay otra victoria en Sabadell por 1-2 en 1983 y en Segunda que también fue clave para salvarse, enviando a los catalanes a Segunda B

Sívori en el minuto 49 e Isach, de penalti en el 70, fueron los autores de aquellos goles que sacaron al Cartagena del descenso. Era la jornada 35 y los albinegros, que iban derechos a Tercera División, fueron capaces de ganar tres partidos consecutivos, al Lleida –era el líder y acabó siendo el campeón- por 1-0 en la jornada 34, en Sabadell en la jornada 35 y a la Gramanet en el Cartagonova por 1-0.

Un empate posterior en el campo del Mallorca B lo dejó todo resuelto para que el Lorca Deportiva, en la última jornada, ganase 0-3 en el estadio de la Rambla de Benipila –Unai Émery era su entrenador y Pedro Reverte su director deportivo- para clasificarse como segundo y ascender posteriormente en la última jornada en Irún al ganar 2-3 en el último minuto de la prórroga.

Esa es la historia de la única victoria cartagenerista en la Creu Alta aunque en la anterior etapa en Segunda A, con José Víctor Rodríguez en el banquillo y gol del canario Rivero en el minuto 77 aquel 3 de abril de 1983 el Efesé ‘viejo’ dio un paso de gigante para salvarse del descenso en la que era su primera temporada en la entonces llamada División de Plata. De paso aquel triunfo fue decisivo para que los ‘laneros’ bajasen a Segunda B junto al Alavés, Xerez y Córdoba.

Hablamos de la jornada 31 con esa victoria en una entonces vieja Creu Alta –ahora se encuentra muy renovada- pero hasta la última jornada, en la 38, no se pudo certificar la permanencia tras aquel 3-1 ante el At. Madrileño que dirigía Joaquín Peiró en un repleto Almarjal. Aunque la clave fue el 5-3 en la jornada 35 con un ‘hat trik’ de Rivero, otro gol de Rebollo y también de Sagaduy, que marcaría el tercero. Después se perdería en La Condomina ante el Murcia (2-0) que aquella temporada ascendió a Primera División. El triunfo final ante el filial ‘colchonero’ aseguró la categoría pero la clave estuvo en aquel otro triunfo en Sabadell y el posterior 5-3 contra los ilicitanos.